Noddy, detective en el País de los Juguetes

Noddy, Toyland Detective
Noddy, Toyland Detective

Noddy vive en el País de los Juguetes y, ahora, se ha convertido en un gran detective

Con la ayuda de sus mejores amigos –el perro Bumpy y el coche Run Run– y de los habitantes de Toyland, Noddy resolverá los inexplicables misterios y devolverá el orden a la ciudad. También cuenta con su tableta Quién-Qué-Dónde y con su kit de investigación. Pero, fundamentalmente, Noddy recurre a su imaginación, a su curiosidad y a su carácter generoso y siempre dispuesto a colaborar para encontrar la solución más adecuada en cada ocasión.

El personaje que Enid Blyton creó en 1949 dispone de una gran multitud de adaptaciones tanto televisivas como cinematográficas, desde 1957 hasta la fecha. En 2016 llegó este título en el que Noddy se convierte en el detective más admirado de El País de los juguetes.

Durante su evolución, Noddy ha modernizado su aspecto, sin embargo, conserva la inocencia que le otorgó su creadora. Del papel a las dos dimensiones y, ahora, en animación 3D, este personaje ya forma parte de los mejores clásicos infantiles.

Un refugio de calidad audiovisual

Noddy, detective en el País de los Juguetes es un refugio de calidad audiovisual. En una época como la actual en la que se ofrece a los niños gran cantidad de títulos animados donde la magia, la guerra para salvaguardar la Tierra, los conflictos con extraterrestres y los inventos de última generación, así como los efectos lumínicos son el argumento más recurrente, este oasis de imaginación y ternura cobra una mayor relevancia.

La serie no destaca sólo por recrear un mundo en el que los juguetes son sólo juguetes –y la mayoría tradicionales y no electrónicos– sino también por trasladar a Toyland un universo reconocible (construcciones, puzles, texturas como la madera o el plástico, etc.) e impregnarlo de detalles, de ingenio y de fantasía.

A su favor, además, juegan unas tramas simpáticas, unos personajes entrañables y un ambiente encantador de convivencia cordial y risueña. En Toyland todos están siempre dispuestos a sumar, con su grano de arena, para que la historia llegue a un final feliz. Un clásico imprescindible.

Puedes ver los capítulos en castellano o inglés en la web de Clan.