Acción desenfadada y entretenida

dragonquestheroes2_blogvj0805

La crítica del principiante

Llega la continuación de Dragon quest Heroes, el spin-off de la saga en el terreno de la acción. Si la anterior entrega era divertida pero también algo simple, esta segunda parte mejora en casi todo a la primera, creando así un título muy interesante para jóvenes y adultos. Así es Dragon Quest Heroes 2.

Acción a mansalva

En la primera entrega, el planteamiento del juego se resumía muy fácilmente. Avanzábamos por escenarios cerrados derrotando a oleadas y oleadas de enemigos. Cuando todo estaba despejado, proseguimos hasta el siguiente punto y volvemos a hacer lo mismo. Así, una y otra vez hasta enfrentarnos al enemigo principal del nivel, mucho más fuerte y gigantesco. Todo esto se respeta en esta entrega pero se añade un componente rolero mucho más acentuado que en la anterior ocasión.

Y es que, además del mundo abierto, por el que podemos movernos con cierta libertad y enfrentarnos a todo tipo de enemigos (desde los inofensivos limos hasta los violentos trolls, pasando por golems, esqueletos, zombis, etc.), podemos conversar con otros personajes, descubrir nuevos objetos, armas para equipar y mejorar los atributos de nuestros protagonistas.

En esencia, recuerda más a algunos action rpg (o juegos de rol con combates de acción), como los Sword Art Online, que a otros títulos de acción directa de la misma compañía como Dynasty Warriors. De hecho, tanto por ambientación como por esta mezcla de géneros, se da un aire también a títulos como Ragnarok Odyssey, Hyrule Warriors –este sí de la misma compañía- o incluso a los God Eater.

Lo mejor:

Interesante juego de acción y rol con aire desenfadado.
La historia es atractiva.

Lo peor:

Algo repetitivo.
Sin ser especialmente violento, la acción es frenética.

Conclusiones:

Dragon Quest Heroes II es un interesante action-rpg, o juego de acción y rol. Si bien la acción es frenética, no resulta demasiado violento ni visceral. De hecho, su calificación PEGI es para mayores de 12 años. A diferencia del anterior título o de otros similares, aporta algo más que pegar mamporros a diestro y siniestro, por lo que el resultado, en general, es muy más satisfactorio. Eso sí, no es un juego de niños pese a lo desenfadado de sus personajes.

Podéis consultar la crítica completa de Dragon Quest Heroes 2.


Deja un comentario