Buenas prácticas contra el ciberbullying

La Fundación Aprender a Mirar está impulsando a nivel estatal el Programa de acreditación de buenas prácticas y aplicación de políticas públicas para la prevención, intervención y seguimiento del acoso y ciberbullying escolar. Este cuenta con el soporte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la activa colaboración de la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña (TAC).

Dicha iniciativa está tomando forma principalmente desde Cataluña a través de PDA Bullying. Se trata de un proyecto colaborativo inicialmente impulsado como piloto por el Equipo SEER y Save The Children. Este trabajo ha servido para asesorar y certificar a los primeros centros educativos que están llevando a cabo buenas prácticas en materia de prevención, detección y actuación frente al acoso escolar y el ciberbullying.

Reconocimiento a las buenas prácticas

A su vez, esto ha permitido sumar esfuerzos y sentar las bases del código ético consensuado por los profesionales de este ámbito y agentes implicados. Se está definiendo un checklist con los criterios que se deben cumplir. También los parámetros para poder medir su correcta aplicación, tanto a nivel de centro como políticas y protocolos municipales.

ciberbullying-pum-concurso

Del mismo modo, se han empezado a definir también los criterios para acreditar contenidos, campañas, herramientas, recursos y otro tipo de activos relacionados. Justamente, el primer contenido certificado en buenas prácticas de prevención (sensibilización) ha sido el Concurso de Foto-Cómics PUM! Ciberbullying, una actividad organizada por la Asociación. Este concurso se realizó con la colaboración, entre otros, del Ajuntament, Diputació i Consorci d’Educació de Barcelona, Generalitat de Catalunya, Fundació “la Caixa”, Fundación Barça y NACE (No Al Acoso Escolar).

Otro ejemplo lo encontramos en filmative.org, un proyecto audiovisual de impacto social que está en proceso de certificación en prevención. Consistió en formar a un equipo de jóvenes entre 18 y 29 años y realizar el corto Bruna. El guion se basa en una problemática social, que en este caso es el acoso escolar y el ciberbullying. Su contenido se plantea para abordar el tema desde una mirada reparadora y de implicación activa del rol del observador. De esta forma, se invita a la reflexión y, además, ofrecen talleres.

Información al alcance

Por su parte, los centros educativos interesados en informarse para certificar sus buenas prácticas pueden ponerse en contacto con la Fundación. También podéis acceder al curso gratuito publicado en la plataforma ScolarTic. Os haréis una idea aproximada de si vuestro centro está o no debidamente preparado para hacer frente al acoso escolar.

Otro de los objetivos del programa es poner en valor y hacer llegar herramientas, medios y recursos a los centros. De esta forma, se garantiza el cumplimiento de algunos de los criterios definidos. Se facilita, también, su integración para que puedan adoptar las medidas que mejor se adapten a sus necesidades. Por ello, queremos destacar algunas soluciones técnicas e iniciativas que han tenido especial repercusión en las últimas fechas.

Prácticas premiadas

Por un lado, el d-Lab (programa de transformación del Mobile World Capital Barcelona) lanzó el reto Cómo combatir el ciberbullying con tecnologías móviles. Se presentaron 22 propuestas procedentes de 9 países (Canadá, Chile, USA, Brasil, España, UK, Suecia, Israel e Irlanda). De los 8 finalistas el jurado eligió dos ganadores que contarán con el apoyo de MWCapital para implementar sus proyectos. El primer ganador fue DAS Ciberbullying (España) y su aplicación Proofup. Un sistema que permite conectar a padres e hijos y actuar ante situaciones de ciberacoso, mediante la recogida de pruebas con validez jurídica. Permite a los menores capturar y grabar cualquier situación de acoso que consideren violenta, para así compartirla con sus padres. También proporciona apoyo psicológico en caso que sea necesario.

ciberbullying-proofup

El segundo ganador fue www.safetonet.com (U.K.), aplicación que usa inteligencia artificial para identificar palabras y contenido visual potencialmente ofensivo y lo bloquea antes de ser enviado. Una vez instalado en un dispositivo móvil, este sistema funciona en todas las apps, redes sociales y plataformas de gaming. Los otros finalistas seleccionados fueron boscoapp.com, b-resol.comcybersmarties.comsafelagoon.comtwohat.com y zeroacoso.org.

Herramientas en España contra el ciberbullying

Queremos destacar ZeroAcoso, herramienta que permite alertar de posibles casos de forma anónima y la medición de clima en el aula. Colaboramos con ella desde la Fundación a través del Programa de Educación Audiovisual.

Por su parte, B-resol permite detectar casos y el pasado 1 de marzo se alzó con el Premio Zapping en su XXIII Edición en la categoría de Mejor Iniciativa en Internet o App. También estaba como finalista Parental Click, una aplicación de control parental que permite obtener pruebas legales y legítimas.

Por otro lado, en el MWC se dio a conocer una solución técnica llamada SAMEBullying, una Inteligencia Artificial que detecta, previene y trata el ciberacoso en redes sociales. Identifica palabras e imágenes inapropiadas así como el contexto en el que se encuentran. Se activa desde la propia red social del menor, no siendo necesario hacerlo desde un dispositivo específico. De este modo la IA quedará instalada protegiendo el perfil del menor.

Búsqueda por mejorar

Como podéis ver, existen numerosas herramientas y soluciones técnicas que sirven para mejorar el actual escenario. Se procura la aplicación de medidas más efectivas y adaptadas a las necesidades que se identifiquen en cada caso. Las políticas generalistas y protocolos de actuación globales deben aplicarse atendiendo a las particularidades de cada centro y su contexto. Para ello, lo mejor es contar con herramientas de soporte que faciliten este proceso de adaptación. Y, además, un conocimiento permanentemente actualizado de lo que pasa en el centro y cómo afectan los cambios. Esto ayuda a la toma de decisiones y a efectuar un seguimiento tanto de casos concretos como de las medidas globales aplicadas en prevención, detección y actuación.

Pese a la existencia de planes de convivencia y protocolos de actuación, muchos centros no saben cómo ponerlos en práctica. Tampoco gestionan correctamente los casos que se suceden. Por esto, frecuentemente se opta por ocultarlos por miedo a que se dañe su imagen, o se actúa de forma reactiva y poco eficaz. Se limita así a la denuncia o no se aplican medidas reparadoras que contemplen a todos los afectados. La plataforma que plantea PDA Bullying permite a los centros dar un vuelco a la situación actual. Pueden contar con un acompañamiento que contribuya a generar un clima de mayor confianza hacia los alumnos y sus familias.