Zipi y Zape, la isla del capitán
Títol original
Zipi y Zape, la isla del capitán
Gènere
Any de producció
2016
Públic
Valoració
Llenguatge
Durada
105'
Data d'estrena
29/07/2016
País

Zipi y Zape, la isla del capitán

3 / 6
Humor 1/5
Acció 2/5
Violència 0/5
Sexe 0/5

Zipi y Zape, la isla del capitán construye algo totalmente nuevo a partir de la primera y exitosa película Zipi y Zape, el club de la canica (una de las películas españolas más taquilleras de 2013). Oskar Santos repite como director y guionista, así como Fernando Velázquez –compositor en Lo Imposible– en la destacable banda sonora de la película.

De los años 80 llega una historia rebosante de fantasía, literatura y pintorescos personajes de novela clásica. Los efectos visuales son impecables, también el diseño de producción, los decorados y el vestuario. Estos responden a un futurismo retro, en el que se funde la estética clásica del universo de Julio Verne y Peter Pan con la tecnología moderna. Predominan en este utópico mundo el rojo y el azul saturados, peleados con colores cálidos, en consonancia con los conflictos entre personajes. Rodada en Hungría y el País Vasco, los escenarios de esta segunda parte son la localización adecuada para una película de aventuras.

En cuanto al reparto, Raúl Rivas y Daniel Cerezo han sido sustituidos por Teo Planell y Toni Gómez para encarnar a los revoltosos gemelos. Tras un largo casting de más de mil niños es una pena indicar que no acaban de convencer –a parte de un evidente problema en la dicción–, les falta carácter.

Y, en general, esta segunda parte también se extiende en algunas escenas que necesitarían más ritmo y agilidad para no aburrir al espectador.

Con todo, Zipi y Zape, la isla del capitán es una loable y pintoresca producción de cosecha propia, apta para toda la familia, que explora con simpatía y de manera entrañable la relación padres-hijos, la amistad y el maravilloso mundo de la imaginación y la infancia. Para los fieles al cómic, queda lejana a la obra y espíritu de José Escobar.

Firma: Begoña Arribas


Deixa un comentari