Gossip. Malos usos de internet amparados en el anonimato

Estos días se ha hablado mucho, y no precisamente bien, de una aplicación para iPhone llamada Gossip, que tiene por objetivo la difusión de rumores y que está siendo utilizada, sobre todo, por adolescentes. Los usuarios crean grupos donde se pone de manifiesto un uso incorrecto de esta aplicación en colegios e institutos. Aunque Gossip está dirigida a mayores de 16 años según su web y para +12 según el portal de Apple, se puede acceder a ella de forma anónima y sin ningún tipo de control.

Sus creadores dicen que están tratando de bloquear usuarios, filtrar y moderar mensajes, pero estas medidas resultan del todo insuficientes. Asimismo, anuncian cambios para su nueva versión, como por ejemplo, el aumento de la edad mínima a 18 años.

Otro fenómeno similar ocurre en Facebook con las denominadas páginas Informer. Tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) crearon la primera página de este tipo, que consistía en recoger mensajes con declaraciones dirigidas a alguien concreto, sin necesidad de dar la cara, siendo publicados de forma anónima para conseguir citas.
El mismo modus operandi se ha replicado en multitud de centros escolares y en otros ámbitos, pero ha derivado en continuos conflictos, insultos y vejaciones anónimas, no sólo entre compañeros, que provocan casos de ciberbullying, sino que también ponen su foco sobre profesores, la propia escuela y su entorno. Varios centros educativos han puesto en marcha protocolos de protección, y han tomado medidas contra aquellos que hacen un uso incorrecto de estas plataformas.

Prevención y detección: los padres y profesores deben permanecer atentos a la hora de detectar estos casos, tanto por parte de la víctima como del acosador, y actuar en consecuencia, ya sea fomentando el diálogo y la reflexión entre los alumnos implicados o tomando medidas disciplinarias.

Concienciación: Los jóvenes deben concienciarse de las graves consecuencias de su mal uso y sensibilizarles con la situación del acosado para que no adopten actitudes negativas ni permisivas al respecto. Por su parte, los afectados por el acoso deben recibir la protección y el apoyo necesario, mientras que hay que asesorar a su entorno familiar y potenciar las sesiones informativas como prevención.

Denuncia: el acosado debe buscar ayuda cuanto antes, conocer sus derechos, denunciar en caso de que sean vulnerados y aportar capturas de pantalla a modo de prueba. Podéis hacernos llegar vuestras denuncias (info@taconline.net) y las derivaremos al organismo que corresponda. También podéis acudir a la página web internetsinacoso.com.

Firma: Álex Estébanez