Las chicas del cable
Títol original
Las chicas del cable
Gènere
Subgènere
Cadena TV
- Emissio
Temporada
1
Llenguatge
Valoració
Public
()
Durada
50'
Data de producció
2017
País

Las chicas del cable

1 / 6
Humor 1/5
Acció 1/5
Violència 1/5
Sexe 3/5

Ha llegado la primera serie de Netflix producida en España. Si a esto le añades el ingrediente de Bambú Producciones, ¿qué te sale? Velvet. Audiencia mundial y dinero para el bolsillo. Las chicas del cable no es más que Velvet pero, en vez de costureras, esta vez sus protagonistas son telefonistas. Los romances, envidias, adulterios, triángulos… son iguales.

Lo principal de la serie son los líos de los personajes y su ardua lucha por la independencia femenina. A esto se le suma algún que otro misterio que ronda a la protagonista (Blanca Suárez), pero se hace más por rellenar y como excusa para tener algún hilo del que estirar. El vestuario y la ambientación de la época son acertados e incluso se han tomado la licencia de “marcarse” música más actual, que quizá a alguno le chirría. Pero hasta ahí, no hay más. Esto es Las chicas del cable: 1 + 1 = 2. Una simpleza. Eso sí, este producto les va a encantar y a enganchar a las acérrimas fans de Velvet, porque Bambú conoce muy bien a su público.

Diría que llama la atención que las escenas de sexo más explícitas son las protagonizadas por lesbianas pero, conociendo a la productora, no es de extrañar. Cumple con todos los temas que están ahora en boga, hasta la ideología de género se cuela sutilmente, por no mencionar la apología de “nos han educado para amar a los hombres, pero no tiene por qué ser así”, que son tan forzadas que no convencen.

Lo que más pena da, además de que se degrade el concepto “amar”, es que esta serie sea la única que se haya estrenado mundialmente y todos crean que en España no somos capaces de crear historias originales, auténticas y, sobre todo, buenas.

Firma: Elena Mira Jarillo


Aquesta anàlisi es va publicar en . Afegir als teus favorits.

Deixa un comentari