Me resbala
Títol original
Me resbala
Gènere
Cadena TV
Emissio
Llenguatge
Valoració
Public
()
Durada
100'
Data de producció
2013
País

Me resbala

2 / 6
Humor 2/5
Acció 0/5
Violència 0/5
Sexe 0/5

Antena 3 importa el formato original de la televisión francesa Vendredi tout est premis para competir por la audiencia de la noche de los viernes. Este espacio se ha estrenado con éxito a lo largo del último año en países como Australia o Portugal, y se espera su llegada a Estados Unidos y Reino Unido, entre otros, en los próximos meses.

La cadena del Grupo Planeta ha puesto al frente de este espacio al que, a día de hoy, es su presentador estrella en materia de entretenimiento, Arturo Valls. El valenciano sigue compaginando sus labores como conductor del concurso diario ¡Ahora caigo! con la presentación de algunas de las últimas apuestas importantes del canal para el prime time, como es el caso de este Me resbala o de la ya finalizada primera edición de Splash! Famosos al agua

Valls compartirá pantalla cada semana con algunos de los que Antena 3 ha calificado de “mejores humoristas del país”, entre los que se encuentran rostros omnipresentes del panorama cómico español como Florentino Fernández, Josema Yuste, Miki Nadal, Carlos Latre o Anabel Alonso, y algún que otro personaje metido con calzador, como Toni Acosta o Anna Simón. Todos ellos, y algunos más, realizarán diversas pruebas para determinar quién es el más divertido de todos.

Los participantes tendrán que hacer frente a retos como interpretar una escena en el suelo tratando de simular que están de pie; adivinar conceptos mediante la mímica, el dibujo o las sombras chinas; describir objetos evitando pronunciar una serie de palabras clave (bajo pena de recibir una descarga eléctrica); improvisar doblajes de escenas de películas; transcribir todas las letras de una palabra utilizando el cuerpo; o protagonizar sketches sobre un teatro construido con una inclinación de 22,5 grados, prueba que se antoja la reina del programa y que le ha dado nombre en su versión española.

Todo ello conforma un espacio de entretenimiento algo básico y primario, basado en un humor que tiende con cierta facilidad y redundancia hacia el slapstick, y que vive a merced de la inspiración y soltura de su elenco de profesionales del humor. Lamentablemente, Me resbala está mucho más cerca de ser una ligera y algo ridícula reunión de amigos con ganas de broma fácil, que un programa donde los cómicos puedan explotar realmente sus cualidades.

El resultado que ofrece es infantil, repetitivo y aisladamente efectivo, y bordea con frecuencia la vergüenza ajena. La ausencia de guión saca a relucir constantemente las carencias de los concursantes y del propio presentador en cuestiones de improvisación, y la caspa corre a sus anchas durante toda la emisión. Si a ello se le añade la dificultad que tienen algunos de los miembros del programa para evitar de vez en cuando el humor grueso, el entretenimiento acaba resultando tan vulgar como intrascendente.

Firma: Juan Xipell


Aquesta anàlisi es va publicar en . Afegir als teus favorits.

Deixa un comentari