Calidad cero

mi-vida-entre-chicos-24-11-15-blogtv2

Los adolescentes son un público complejo: no son niños pero tampoco son adultos y esto se ve reflejado en la televisión que consumen. No quieren ver series infantiles, y no deberían engancharse a productos dirigidos a un público adulto. Que sea una edad tan complicada para acertar con sus gustos, no justifica ofrecer espacios tan mediocres como los que hoy resumimos.

Mi vida entre chicos, de Disney Channel. Es la típica serie de este canal: gags poco elaborados, risas enlatadas y una superficialidad absoluta (incluso en los temas que no se deberían prestar a ello, como la familia, las relaciones o la tercera edad).

Yo quisiera: Se trata de una telenovela de las de toda la vida, disfrazada como un novedoso producto para adolescentes, que mezcla música, redes sociales, enamoramientos y moda. Nada bueno puede salir de ese cóctel, teniendo en cuenta que es Mediaset quien agita la coctelera.