Animales fantásticos y dónde encontrarlos
Título original
Fantastic beasts and where to find them
Género
,
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
133'
Fecha de estreno
18/11/2016

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

3 / 6
Humor 2/5
Acción 5/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

David Heyman y J. K. Rowling prologan narrativa y comercialmente el éxito del universo creado por la escritora inglesa. La historia de Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una especie de precuela que se sitúa 70 años antes de los sucesos de Harry Potter en Hogwarts.

Sin embargo, aquí (como es lógico) no están presentes ni el mismo Harry ni sus amigos. Rowling amplifica el juego que da el vocabulario, las criaturas, los escenarios y los conjuros que creó hace ya unos cuantos años, al localizarlos en Nueva York y al ponerlos, en parte, en contraste con el mundo mágico británico.

Mientras el guión se ha publicado a modo de novela, también parece claro que estos animales se convertirán en una renovada franquicia donde se acentúan (respecto a su saga madre) los paralelismos con situaciones contemporáneas: el alegato ecológico que abandera Newt al proteger a sus criaturas, la presencia de una especie de secta radical y de tintes retrógrados y paranoicos o el magnate de la comunicación que maneja los hilos de la política. Como se ve por estos dos últimos rasgos, la mirada está puesta en la Norteamérica que conocemos.

En este sentido, el guion aboga por no otorgar a estos elementos mucho peso dramático bien armado. Más bien se trata de adornos que completan y dan más ritmo y más ramas en las que enroscarse a una trama recargada de acción, piruetas y explosivos efectos especiales.

A esto último se debe gran parte de la eficacia, como entretenimiento, de este film. La recreación de objetos, leyes, acciones y vestimentas mágicas, así como de la ciudad y sus calles, es prodigiosa y con una enorme voluntad de cautivar al espectador y convencerle de su verosimilitud.

David Yates, el padre de los cuatro últimos títulos de Harry Potter, lleva a cabo todo un alarde visual, donde tienen especial valor las secuencias de arranque, muy bien conectadas para suscitar interés.

El resto de Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una gran continuidad de lo dicho. Eso sí, los giros de guion, antojados por el capricho de trucos y varitas, no siempre convencen y, a la vez, el tono turbio y oscuro de algunos personajes no la hacen plato de buen gusto para los más pequeños.

No obstante, la película se ve y se disfruta con gusto, aunque agote todos sus recursos poco antes del final. El chicle se ha estirado pero aún le queda sabor.

Firma: Lourdes Domingo


Deja un comentario