Blood father
Título original
Blood father
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
88'
Fecha de estreno
09/09/2016
País

Blood father

3 / 6
Humor 0/5
Acción 4/5
Violencia 3/5
Sexo 0/5

Las áridas tierras de Nuevo México son el escenario donde se desarrolla Blood father. Extensas, llanas y secas, forman el ecosistema perfecto para que vivan una serie de seres solitarios que buscan su redención o que continúan con sus delitos atrincherados en viejos establos.

John Link, el personaje interpretado por Mel Gibson, encaja a la perfección. Avejentado (y supongo que no solo por el maquillaje) sobrevive en una caravana donde hace sus tatuajes y acude a las reuniones de alcohólicos anónimos animado por Kirby, un breve pero fundamental personaje interpretado con la solvencia habitual por William H. Macy.

Comienzo citando a Link y Kirby porque son dos de los protagonistas que consiguen que Blood father no sea una simple película de acción (que la hay, en grandes dosis y cargada de violencia), sino un interesante viaje por el submundo marginal de los desarraigados, presidarios, sicarios, narcotraficantes, moteros e inadaptados en general (muy interesante en este último aspecto la conversación del Predicador con Lydia acerca de la utilización de lo subversivo como reclamo para el consumo). Todos ellos son supervivientes. La diferencia es que entre algunos la lealtad y la camaradería se respetan (fantástico Miguel Sandoval como Ríos) y en otros el medio de supervivencia consiste en aprovecharse de los demás.

Peter Craig, el guionista, adapta su propia novela y deja mucho espacio a los diálogos que son abundantes, rápidos, ágiles e ingeniosos, algo que no es habitual en las películas de acción y permiten un mejor conocimiento de los tipos humanos a los que estamos contemplando.

Y termino como empecé, haciendo referencia al paisaje, bella y duramente fotografiado y capaz de albergar sangrientos tiroteos o calmadas y sinceras conversaciones. Todo un acierto.

Firma
: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario