Bridget Jones’ Baby
Título original
Bridget Jones’ Baby
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
122'
Fecha de estreno
16/09/2016
País

Bridget Jones’ Baby

2 / 6
Humor 2/5
Acción 3/5
Violencia 0/5
Sexo 2/5

Bridget Jones ataca de nuevo. El personaje creado por la novelista Helen Fielding que se convirtió en el paradigma torpe y cómico de la mujer del siglo XXI reaparece de nuevo entre dos hombres, esta vez embarazada y con la duda de la paternidad y del amor verdadero.

Pocas novedades ofrece esta nueva entrega de sus aventuras. Patrick Dempsey ha sustituido a Hugh Grant, sin reducir por ello el atractivo masculino requerido por el fiel público femenino; el tema de la maternidad da a entender que puede ser el fin de la saga y las magníficas intervenciones de Emma Thomson suponen un oasis de normalidad y calidad interpretativa.

Pero en lo demás todo sigue igual. Una comedia basada en una sucesión de gags bastante básicos, intercalados con momentos de cierto romanticismo y que recurre constantemente a bromas soeces y a alusiones muy poco veladas a los aspectos más banales de los encuentros sexuales.

Los personajes siguen componiendo un catálogo de tópicos. El impávido Darcy, el encantador Jack, la desbocada Miranda y todos los extras al servicio de un nada sutil adoctrinamiento acerca de lo políticamente correcto. Por no hablar de la factura que la cirugía ha pasado al antaño risueño rostro de Renée Zellweger, impidiendo que muestre todo su potencial interpretativo.

La película, aparte de los de Emma Thomson, tiene algunos destellos de calidad, sobre todo cuando bebe de la comedia clásica. La cena a tres en el restaurante italiano o la espectacular entrada en el hospital son grandes momentos, que dan idea de lo que este film podría haber sido con solo haberse despegado un poco la broma fácil.

Pero está claro que jugaban con ventaja al contar con ese público fiel al que Bridget/Renée se ha metido en el bolsillo y que le acompañarán en cualquier aventura que emprenda por más disparatada, zafia y poco original que sea.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario