Bye, bye Germany
Título original
Es war einmal in Deutschland...
Género
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
101'
Fecha de estreno
22/09/2017
País

Bye, bye Germany

3 / 6
Humor 2/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Bye bye Germany recoge la historia de un grupo de judíos que, tras sobrevivir a la II Guerra Mundial y el exterminio nazi, montan un negocio de venta de ropa de cama. El tono de este título es ambivalente pues le falta humor para la comedia y hondura para la tragedia.


Repasar los primeros momentos de cierta normalidad tras la Segunda Guerra Mundial y el descubrimiento y liberación de los campos de exterminio nazis, es casi una novedad en el extenso universo fílmico que existe sobre el Holocausto judío. Si además añadimos que la trama se centra en un grupo de pintorescos judíos supervivientes que, con bastante picardía, venden ropa de cama a sus antiguos enemigos, el interés por el visionado de Bye bye Germany crece de manera considerable.

Una vez concluido el pase, la sensación es extraña. Por un lado es irreprochable la puesta en escena, atrezzo, vestuario, escenarios y música. Y, ciertamente, le es muy fácil al espectador introducirse en ese ambiente de contenida euforia de aquellos que sobrevivieron, y se saben vivos, con inevitable culpabilidad, entre tanto recuerdo de familiares y amigos exterminados. Pero es, precisamente, esa ambigüedad de sentimientos de los protagonistas lo que lastra la película. Sam Garbarski no acierta con el tono y no termina de hallar el equilibrio entre la comedia y el drama.

Bye bye Germany
se entiende como una tragicomedia pero le falta humor para la comedia y hondura para la tragedia. Garbarski y Bergmann no sacan partido de todos los personajes secundarios que ellos mismos han puesto en juego y pierden el pulso en la última parte, en la que caen en el recurso fácil del encuentro sexual y en rescatar, para una escena bella y emotiva, al pobre Motek (un perro que es, por cierto, de lo mejor del film).

De todos modos, y dejando aparte la sensación de oportunidad perdida, Bye bye Germany es una película válida, correcta y, tristemente (debido al tema), interesante.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.