Coco
Título original
Coco
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
105'
Fecha de estreno
01/12/2017
País

Coco

3 / 6
Humor 2/5
Acción 2/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Disney lanza a un protagonista que lucha por seguir su sueño: ser músico. En este proceso, la trama se vuelve predecible y la contextualización confusa, pero visualmente es espléndida.


Los habituales de Disney Lee Unkrich (Buscando a Nemo, Toy Story 2 y 3, Mounstros S. A.) y Adrián Molina (Ratatouille, Mounstros university) perfilan a un protagonista que vuelve a ser risueño y de familia humilde. Miguel lucha, al igual que sus compañeros de Pixar, para conseguir su sueño por mucho que los suyos se lo prohíban.

La novedad que nos presentan los estudios, aparte de la guitarra bajo el brazo, es que la trama gira alrededor del país con más tradición, color, folclore, sombreros y mariachis del mundo. Bienvenidos a México.

La localización resulta ser un as bajo la manga ya que todos los atributos mejicanos se convierten en puntos fuertes cuando se plasman en la gran pantalla. Y hay que reconocer que Pixar supera su calidad en cada entrega. Ahora consiguen que la luz y sus tonalidades invadan muchos plano y las arrugas de la abuelita Coco parezcan salir de la pantalla. Esta maestría ha hecho que este título ya sea ganador de la animación del año en los Hollywood Film Awards, aunque hay que remarcar un par de puntos que pueden causar confusión.

Por un lado, los guionistas se aventuran con una historia que toca temas punzantes como el abandono familiar y el perdón. Estos dos asuntos nos tienen en vilo hasta el final de la película, en la que se justifica la decisión que toma el padre de abandonar a su esposa e hija para perseguir su sueño. Esperábamos una resolución más contundente para educar a los pequeños de la casa, pero el inconveniente se remedia con un perdón un tanto forzado.

Y, si pensamos en el público al que va dirigido el film, niños que no tienen por qué estar familiarizados con Méjico, al problema de valores se le suma la confusa tradición del día de los muertos. La mayor parte de guión sucede entre esqueletos que buscan volver a casa para visitar a los suyos durante ese día. Miguel queda atrapado en la tierra de los difuntos (que dura hasta que te olvide el último vivo que te conoció). Si el espectador entiende esto, ya se puede disfrutar de los animales fosforitos que son los guías espirituales de los fallecidos; de los pétalos naranjas que son el camino de vuelta a casa y de las aventuras que suceden entre ambos mundos.

Firma: Carla Sciamma