Columbus
Título original
Columbus
Género
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
104'
Fecha de estreno
22/12/2017
País

Columbus

4 / 6
Humor 0/5
Acción 0/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Singular y bella película de personajes que se encuentran entre la arquitectura de la ciudad.


Detrás del, como poco curioso, apodo de Kogonada, se esconde un estudioso y crítico de cine que presenta ahora su primer largometraje como director y guionista. Indagar en el origen de su sobrenombre nos da ya alguna pista para acercarnos a esta ópera prima que tiene peso y poso de trabajo de veterano.

Según parece, Kogonada, sale de Kogo Noda, el guionista habitual de Yasujiru Ozu, responsable, entre otras, de la inconmensurable Cuentos de Tokyo, con la que esta Columbus tiene más de una similitud.

La trama de este film discurre con parsimonia y calma, con lentitud oriental conformada, subrayada y prácticamente esculpida por la horizontalidad de los edificios que visita la pareja protagonista. Los bloques de líneas limpias y definidas juegan como un personaje más excediendo su función de mero escenario para reforzar la ordenada y justificada razón por la que tanto Jin como Casey ven cortadas sus alas y su vida estancada en las calles de Columbus.

Muy pocas veces se ve la arquitectura filmada con tanta belleza y dotada a su vez de un mudo protagonismo. Espectaculares son, por tanto, los encuadres y toda la planificación de la película, en la que los actores encajan a sus personajes entre las líneas arquitectónicas fijadas cuando corresponde, o rompiéndolas con elegancia, si es lo que el relato requiere. La inclinación hacia el lavabo, la llamada telefónica sobre la cama con las piernas en plano, los pasillos equilibrados tanto en el hospital como en la biblioteca… son joyas en sí mismas enriquecidas por su significación.

Y luego se da el salto a la naturaleza donde las líneas nunca son angulosas y suponen el momento de mayor intimidad y apertura entre los personajes, llegando a fusionar dichos ambientes en el catárquico clímax de baile y paroxismo que encara el film hasta su final.

Columbus
no es un mero ejercicio de preciosismo audiovisual ya que todo su entramado técnico está enfocado a la descripción de unos tipos humanos complejos en su sencillez y cargados de humanidad, que muestran claramente el desconcierto y la soledad existencial a la que empuja una sociedad sin grandes principios y cero trascendencia. Pero entre las frías piedras de los edificios y el horizonte plano y desasosegado de sus protagonistas, el espíritu humano bulle, se crece, se vuelca en los demás y sale adelante, como siempre.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.