Como perros salvajes
Título original
Dog eat dog
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
93'
Fecha de estreno
27/01/2017
País

Como perros salvajes

2 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 4/5
Sexo 4/5

El veterano y siempre excesivo Paul Schrader continúa su viaje no se sabe a dónde con esta producción tan desnortada como la vida de sus protagonistas.

Como perros salvajes
entronca con cierto cine de los 70 que aprovechaba la reciente desinhibición social para hacer films provocativos y cargados de colorido y música estridente, plasmando la psicodelia estilística del momento. El problema es que, casi cincuenta años después, todo suena a visto, a demasiado exagerado y a ganas de escandalizar a un público que a estas alturas ya tolera hasta lo intolerable.

Cubrir las carencias de un guion casi inexistente a base de constantes exabruptos violentos y obscenos puede funcionar con un espectador poco exigente o necesitado de evasión. Sin embargo, sus intentos de dotarlo de calidad cinematográfica combinando los estallidos rosas y floridos con el blanco y negro o con los tonos apagados, en la mayoría de las escenas, solo subraya el caos de esta producción.

En medio todo, y a pesar de cargar con un papel desesperantemente flojo, la actuación de Willem Dafoe brilla con luz propia. También es cierto, todo hay que decirlo, que la compañía de un sobrepasado Nicolas Cage y de un impávido Matthew Cook realzan su innegable buen trabajo.

Firma:
Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario