El hombre que mató a Don Quijote

Crítica El hombre que mató a Don Quijote

Análisis

Terry Gilliam retorna con un proyeto personal donde emplea a fondo, aunque confusamente, el clásico cervantino. Los aciertos no compensan


Antes incluso que los primeros créditos, el preámbulo de esta película notifica (avisa, menciona… advierte quizá) que es el resultado de 25 años de trabajo. Parece ser cierto que Terry Gillian, su director y guionista, ha intentado durante un cuarto de siglo sacar adelante este peculiar proyecto que aúna el cine con Don Quijote, la que, seguramente, es la obra suprema de la Literatura Universal.

Impulsado por el éxito de público y crítica que obtuvo su incursión fílmica en la leyenda artúrica con la fabulosa El Rey Pescador en 1991, Gillian puso los ojos en la novela de Cervantes. Dado el tiempo empleado en concluir este largometraje, suponemos las dificultades de todo tipo que habrá tenido que superar; no solo de índole económica sino deduzco que, sobre todo, en cuanto al contenido, ya que la riqueza del hombre de La Mancha requiere una amplitud y una grandeza a la que Terry Gillian, viendo el resultado, apenas ha llegado a asomarse.

El hombre que mató a Don Quijote no carece de aciertos. El mismo hecho de homenajear al famoso hidalgo ya es un punto a su favor. Gillian ha sabido encontrar las localizaciones adecuadas y pone de manifiesto que conoce bastante la obra cervantina, subrayando algunos de sus muchos pasajes míticos y basando la trama en la interrelación de unos personajes que se desarrollan sucumbiendo a la confusión entre la cordura y la locura y entre lo real y lo imaginario. También torea con soltura entre lo antiguo y lo moderno: aunque no siempre le funcione, hay que reconocer que la solución de los CDs para la armadura del caballero de los espejos es original, eficaz y divertida.

Y si miramos el apartado artístico y técnico, podemos afirmar que las interpretaciones del elenco son muy eficaces en general, con especial mención a un Adam Driver que, con su papel protagonista, se redime del vergonzoso Kylo Ren. Otros resultan originalmente sorprendentes (como el rol de Oscar Jaenada) y la subtrama de meta-cine siempre resulta interesante. Pero sobre todo, y muy por encima en calidad que el resto del film, destaca una banda sonora de gran calidad creada, una vez más, por el compositor jumillano Roque Baños.

Sin embargo, como hemos adelantado, los deméritos son demasiado abundantes como para dejar que lo anterior brille como se merece. La confusión y el desconcierto dominan desde el principio hasta el final, y ni su carácter alternativo ni la desbordante imaginación de la novela de Cervantes en la que se basa sirven como excusa al despropósito que reina en la cinta.

El guion no solo resulta muy poco verosímil sino que, además, está plagado de soluciones bruscas y muy poco convincentes y de tópicos que, para colmo, nos retrotraen a una España profunda de la que creíamos, al menos, haber salido. Y a todo esto hay que añadir un metraje al que le sobran, se mire por donde se mire, más de 60 minutos.

Una lástima esta última producción de Terry Gillian. En su defensa, podemos decir que, al final de la película, consigue convencernos de la necesidad que siempre tendremos todos de contar con un Quijote en nuestras vidas o en nuestra sociedad; o al menos a alguien que encarne algunos de sus más grandes ideales.

Firma: Esther Rodríguez

ficha técnica

Director: Terry Gilliam

Guionistas: Terry Gilliam, Tony Grisoni

Intérpretes: Adam Driver, Joana Ribeiro, Jonathan Pryce, Jordi Mollà, Olga Kurylenko, Óscar Jaenada, Stellan Skarsgard

Género: Comedia, Drama

País: Bélgica, España, Francia, Portugal, Reino Unido

Fecha estreno: 01/06/2018

Lenguaje: Vulgar

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Toby es un director de cine estadounidense que está en España rodando una película sobre Don Quijote. Todo parece ir mal y se complica cuando el todopoderoso productor está a punto de descubrir la relación que su esposa tiene con Toby.

Huyendo del caos del rodaje, decide buscar el pueblo donde diez años antes, al terminar sus estudios, rodó un film sobre el hombre de La Mancha. El encuentro con los antiguos participantes en el proyecto precipitará las aventuras en las que Toby se va a ver envuelto.

Título original: The man who killed Don Quixote

País: Bélgica, España, Francia, Portugal, Reino Unido

Duración: 133'

Fecha producción: 2018

Distribuidora: -

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies