Jurassic World: el reino caído

Crítica Jurassic World: El reino caído

Análisis

Bayona se acopla a la perfección al Parque Jurásico, en el que sigue primando la acción y la virtuosidad en la recreación de espacios. Sin embargo, es capaz de introducir algunos toques personales.


Colin Trevorrow y Derek Connolly (ambos presentes en el Jurassic World de 2015) dan continuidad al universo creado por Michael Crichton, mientras J.A. Bayona se acopla perfectamente a la franquicia.

Este “reino caído” funciona en plena coherencia con los planteamientos argumentales, temáticos, dramáticos y de puesta en escena de la saga. El director barcelonés demuestra su amor por el espectáculo cinematográfico, que surge al convertir la acción en una continua pirueta de segundos al límite. Se trata de una trama en forma de montaña rusa, que los guionistas intentan complementar con unos personajes que buscan el rostro humano. Sin embargo, estos no pueden escaparse de los arquetipos básicos que planteó el cine de acción de los 70 y 80, inaugurados por Lucas, Spielberg y compañía.

En la parte argumental, reaparecen las cuestiones de la manipulación e ingeniería genética, mientras que es nueva la idea belicista. Esta permite introducir nuevos antagonistas y más personajes con intenciones directamente torcidas, en debate con las buenas intenciones y aquellas de doble efecto que provocan sentimientos de culpa.

Por otra parte, el diseño de espacios, la dirección y la fotografía son virtuosas y eficaces, al servicio de un cine poderoso y capaz de recrear lo imposible e incluso convertirlo en verosímil. Bayona sabe que el ingenio y la tecnología son capaces de ello: un buen ejemplo, lo tenemos en el magno Parque Jurásico. Esa potencialidad se delata en el uso abundante de las panorámicas y de aperturas de plano y movimientos que abren el ojo hacia el espacio majestuoso, también acompañado otras veces de tomas cenitales.

Aunque se mantiene la evocación del tema original de John Williams para algún momento, se ha generado una nueva banda sonora. Como es habitual en estos derroteros, esta se convierte en algo omnipresente y estridente, en continuo movimiento de los héroes de acción.

En resumen, continuidad con el Jurassic pero con mejoras y toques personales de Bayona, que desembocan en sus habituales pinceladas de nostalgia más infancia.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Juan Antonio Bayona

Guionistas: Colin Trevorrow, Derek Connolly

Intérpretes: Bryce Dallas Howard, Chris Pratt, Daniella Pineda, Justice Smith, Rafe Spall, Toby Jones

Género: Aventuras, Ciencia-ficción

País: EE.UU.

Fecha estreno: 08/06/2018

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Hace tres años que el parque temático y lujoso complejo turístico Jurassic World fue destruido por dinosaurios fuera de control. Isla Nublar ha sido abandonada por los hombres y los dinosaurios sobreviven como pueden en la jungla.

Cuando el volcán de la isla que estaba inactivo entra en erupción, Owen (Chris Pratt) y Claire (Bryce Dallas Howard) ponen en marcha un plan para proteger a los dinosaurios de la extinción. Owen se dedica a buscar a Blue, el raptor al que él crió y que está desaparecido en la jungla, y Claire, que ha aprendido a respetar a estas criaturas, está dispuesta a cumplir con su misión.

Cuando llegan a la isla, ya inestable por la erupción del volcán, descubren una conspiración que podría convertir nuestro planeta en un lugar con un inmenso peligro no visto desde tiempos prehistóricos.

Título original: Jurassic World: fallen kingdom

País: EE.UU.

Duración: 128'

Fecha producción: 2018

Distribuidora: Universal Pictures

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies