Divergente
Títol original
Divergent
Any de producció
2014
Public
Valoració
Llenguatge
Durada
139'
Data d'estrena
30/04/2014
País

Divergente

2 / 6
Humor 0/5
Acció 3/5
Violència 2/5
Sexe 0/5

Neil Burger (El ilusionista) lidera la adaptación de esta trilogía adolescente que rezuma Juegos del hambre y otros muchos relatos distópicos. El olor a bolsillo/billetera de público juvenil también se siente y está presente: en la joven especial que del anonimato pasa al liderazgo mientras busca su lugar en el mundo; en el joven de cincelada musculatura e imperturbable rostro que se enamorará con el libro de frases-cliché bajo el brazo; en la inquietante obsesión de los guionistas por elevar el nivel de violencia y agresividad entre jóvenes con la más que inquietante intención de fascinar a sus espectadores (no hay más que ver cómo se coreografían las luchas); o en esa vampirización de las dinámicas de real TV (en los sistemas de clasificación) que consigue hacer más interesante una partida de cartas televisada.

Pero eso sí, gracias a los marcados parámetros de esta ficción futurista, y como ya es habitual en otros films, todo ello en pro de la sociedad, para liberarla de un sistema clasista y determinista, que como premisa de guión no consigue hacerse verosímil desde el minuto uno.

La trilogía de la joven Veronica Roth (tiene 25 años) y su saga cinematográfica traza una sociología y antropología un tanto forzada en sus características, aunque perfila en sus personajes algunas virtudes interesantes como la generosidad, la sobriedad, el valor, el tesón…; lástima que en ese dibujo extremo, por sectores,acaben resultando algo caricaturescas.
Al mismo tiempo, tanto Roth como los guionistas han potenciado las estrategias que fidelizan a cierto público adolescente, como el pisoteado esquema de romance que juega con los límites de lo sensual y no “osa” (a pesar de que están dentro del grupo Osadía) adentrarse por caminos más arriesgados y menos estereotipados.

Respecto a los actores, Shailene Woodley demuestra que el éxito que tuvo en Los descendientes no fue casual y que sabe aguantar el tirón sin emular a Jennifer Lawrence en Los juegos del hambre. El resto se mantiene en el aprobado, justo en el caso de Theo James. Los más veteranos aportan algo de solidez, sobre todo Kate Winslet que logra no caer en lo paródico a pesar de lo esquemático de su personaje.

Firma: Lourdes Domingo