Títol original
The fugitive
Gènere
Any de producció
1993
Public
Valoració
Llenguatge
Durada
130'
Data d'estrena
24/09/1993
País

El fugitivo

3 / 6
Humor 0/5
Acció 4/5
Violència 3/5
Sexe 0/5

Notable cinta policíaca, dentro del más puro thriller hollywoodense, basada en la popular serie televisiva de Jeb Stuart, la cual mantuvo en vilo a los telespectadores de todo el mundo. Ahora, el joven director norteamericano Andrew Davis (A la caza del lobo rojo, Alerta máxima) ha llevado a la pantalla con enorme precisión este viejo telefilm, transformándolo en una prodigiosa y excelente pieza del Séptimo Arte.

La convincente interpretación de Harrison Ford y el ritmo trepitante que ha sabido dar al conocido relato, demuestran el poder persuasivo de la imagen fílmica, así como la clara superioridad técnico-narrativa del cine americano. Perfección formal y brillantez en la puesta en escena, con secuencias impresionantes -la película está rodada y ricamente ambientada en los mismos escenarios naturales de Chicago-, al servicio de una trama llena de humanidad y una acción sin respiro que arrastra en todo momento al espectador. La versión cinematográfica de El fugitivo, por tanto, no desmerece en nada a la legendaria serie de TV; es más, resulta mucho más sintética y emocionante. Llena de sorpresas e ingenio creador, la tragedia del médico protagonista encierra también valores humanos; por ejemplo, su sentido de la vocación profesional -es un eficiente cardiólogo- le llevará a poner en peligro su vida en aras a la responsabilidad moral. No exento de cierto sentido del humor, acaso incide demasiado en la violencia, pero dentro de una trama apasionante y apenas gratuita, verdaderamente dramática.

Es obvia, asimismo, la denuncia que hace acerca de las relaciones entre la medicina y la industria farmacéutica, no siempre honestas -como en el caso de la película, que llega hasta el asesinato por intereses-, o del enfrentamiento entre la misma policía y la crítica al excesivo celo del inspector protagonista, con todo el moderno aparato que despliega en su denodana y obsesiva búsqueda. Gran película, en suma, ya digna candidata a los Oscars del 94.