El fundador
Título original
The founder
Género
,
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
115'
Fecha de estreno
10/03/2017
País

El fundador

3 / 6
Humor 1/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

ohn Lee Hancock es un director de la industria que ha sabido estar en algún proyecto de gran taquilla o eco sentimental. Desde Al encuentro de Mr. Banks, pasando por Un sueño posible hasta El novato u otra más dispar como El Álamo. En este sentido, su perfil es perfecto para otro proyecto sobre el sueño americano, encarnado en el universal triunfo de la hamburguesa.

La película cuenta con un punto de partida a su favor. Todo el mundo conoce la famosa marca, casi todo el mundo ha probado alguno de sus productos y otros tantos son entusiastas de su menú. De este modo, la curiosidad por conocer la génesis de tamaño negocio es una motivación comercial que los productores han aprovechado.

Robert Siegel (El luchador y coguionista de Turbo) se encarga de cerrar un guion bastante mimético del estilo de los biopics made in America. Arranca mostrando la tenacidad del protagonista en un baño de fracasos, para pasar a revelar su personal epifanía ante el primer McDonald’s.

Sin embargo, desde poco más allá de la mitad, el tono de Siegel se mezcla con una oscuridad algo extraña de modo que, en el espectador, conviven dos sensaciones: comprender la obsesión de Kroc por impulsar lo que puede tener más recorrido empresarial y rechazar su grimoso empecinamiento capaz de llevarse por delante lo que sea. En esa combinación, la película se convierte en una analogía sutil del espíritu capitalista. Quizá, ese paralelismo se efectúa con voluntad de marcar sus luces (simplificadoras) y sus sombras, o quizá con voluntad de destacar solo las luces. Esto no queda del todo claro y, en esa ambigüedad, como en la del personaje, late algo que provoca cierto desagrado.

En el camino de este biopic de “el fundador”, queda saciada esa curiosidad por saber el germen de la superpotencia mundial de la comida rápida.

Firma: Lourdes Domingo


Deja un comentario