El incidente

Análisis

M. Night Shyamalan regresa, de nuevo como director, guionista, productor y  actor -por un pequeño cameo-, tras el escaso éxito de la incomprendida La joven del agua. Catapultado a la fama por El sexto sentido, Shyamalan afirma que para él las ideas del argumento son siempre catalíticos para que los personajes conversen sobre la fe, sobre el amor, la vida humana y se revelen espiritual y emocionalmente. Un comentario interesante a través del cual se puede hacer una lectura ajustada de su filmografía.

La idea de El incidente, que cristalizó antes de que acabara su anterior película, surgió mientras Shyamalan conducía por la campiña de Nueva Yersey, hacia Nueva York, y al ver la frondosa naturaleza se preguntó qué pasaría si la misma Naturaleza se volviera contra nosotros. Acto seguido afluyeron en su cabeza los personajes y la estructura global del argumento.

A lo largo de 36 horas –una concentración de acción en poco tiempo que ayuda a crear un ritmo denso e intenso-, suceden todos los acontecimientos que preludian un gran cataclismo. Sin embargo, como nos tiene acostumbrados este director de origen indio, la catástrofe cósmica está íntimamente relacionada con la tragedia individual. Así, los personajes de Elliot y Alma –un joven matrimonio sin hijos que atraviesa una crisis- se muestran vulnerables y, al mismo tiempo, fuertes en medio del temible incidente. Temas cruciales como sinceridad, responsabilidad, apertura a la vida y fidelidad pululan con fuerza alrededor del nuevo núcleo familiar que se ha fundado en la película.

En este sentido, es curioso ver cómo todos esos elementos refuerzan un aspecto interesante del film: el protagonista no está luchando por salvar el mundo, como otros héroes de ficción. Está más preocupado por su crisis personal. Por eso, dentro del misterio sin resolver o fenómeno que no comprenderemos –como nos recuerda la película en su inicio y final-, se intuye que es el amor lo que redime al mundo. Y si en otras películas de Shyamalan, la anagnórisis (revelación al protagonista de un conocimiento clave para el desenlace) se evidenciaba, aquí se apunta de modo más sutil

El incidente que transforma a las personas en su peor enemigo permite que el guión sea una especie de muestrario o estudio de la psicología del miedo. Cómo cada persona reacciona ante el mal de origen desconocido y cómo, incluso, algunas recurren a una violencia sin motivo contra el resto de personas es algo que Shyamalan ha llevado hasta el extremo. Por ello, ésta es, sin duda, su película más impactante en cuanto a este tema se refiere. En esta misma línea, es interesante el trabajo que hace sobre el aislamiento. De hecho, los protagonistas, para sobrevivir en un momento concreto, deben permanecer físicamente lo más disgregados posible del resto de personas. Poco después, como contrapunto, la película alerta, precisamente, de los peligros de la soledad y su relación con la paranoia cuando el trío de supervivientes son “acogidos” en la casa de la anciana –inspirada, sin duda, en las mejores brujas de los cuentos tradicionales-.

Y es que M. Night Shyamalan es un gran narrador de historias para el gran público, pero con un discurso y estilo muy personal que lo hacen perfectamente identificable, además de ser un cineasta del riesgo y de la apuesta. La factura visual es impecable. Él buscaba ese efecto, que se trasluce incluso en los colores del vestuario, seguramente para acompañar el verdor de la naturaleza de Pensilvania, patria personal y profesional del director.

En esa road-movie, el espectador descubrirá que el orden del universo debe ir paralelo al orden personal. Algo que configura un interesante discurso ecológico por parte de Shyamalan, más complejo y enriquecedor que si el guión funcionara como un mero reclamo ecologista al amparo del discurso de moda, mucho más vacío y plano. De ello da muestras palpables el final, con una apología de la fertilidad abierta a la vida, y con un realista: esto aún no se ha acabado, que demuestra que aunque hay esperanza, todavía hay caos universal y particular que hay que resolver.

Firma: Lourdes Domingo

Extras DVD:

  • Audio: inglés, español, alemán, francés, italiano
  • Subtítulos: inglés, español, alemán, francés, italiano

ficha técnica

Director: M. Night Shyamalan

Guionistas: M. Night Shyamalan

Intérpretes: Alan Ruck, Betty Buckley, Frank Collison, Mark Wahlberg, Spencer Breslin, Victoria Clark, Zooey Deschanel

Género: Sobrenatural

País: EE.UU.

Fecha estreno: 13/06/2008

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Un misterioso fenómeno conduce a las personas a un comportamiento extraño que acaba en suicidio. Este incidente se extiende geográficamente de forma progresiva y provoca el pánico y la huida de los habitantes de las grandes ciudades. Elliot, un profesor de ciencias en un instituto, abandona Filadelfia con su mujer Alma, su mejor amigo –profesor de matemáticas- y su hija. Mientras se dirigen a una zona rural, comprueban que la causa de esos ataques puede estar en la naturaleza, mientras descubren que también hay otros conflictos más internos que hay resolver.

Título original: The happening

País: EE.UU.

Duración: 91'

Fecha producción: 2008

Distribuidora: -

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies