El navío
Título original
The Vessel
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
110'
Fecha de estreno
09/12/2016
País

El navío

3 / 6
Humor 0/5
Acción 0/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Julio Quintana debuta en la dirección de largometrajes con esta sugerente obra en la que se dan cita un relato intimista, un drama colectivo, cierto realismo mágico y un sorprendente dominio de tiempos, espacios y ambientes.

El drama de un pueblo que perdió a todos los niños y decidió no dejar nunca el luto hace mella en el día a día y se manifiesta en la degradación de los edificios sin reconstruir, en el deterioro de calles y personas y en lo destartalado y yermo de su costa, su iglesia, del interior de las viviendas y en la sequedad de sus almas.

Con ritmo lento y tenso, como la propia vida de sus habitantes lastrados por la tragedia, Quintana nos lleva, cámara en mano, en un incansable subir y bajar por sus intrincadas y laberínticas calles que no terminan en ningún sitio.

La voz en off y los arriesgados planos de efectista iluminación llevan el sello de Terrence Malick, quien produce la cinta. Sin embargo, la obra de Quintana es menos críptica y más sencilla que las del americano. Se percibe sin fisuras cómo el dolor mal encauzado atenaza la trascendencia, que se convierte en algo molesto o en un rito vacío, y muestra sin maniqueísmos la mezquindad destructiva de quien se queda encerrado en su tragedia.

The Vessel
, por tanto, es un bonito cuento, bellamente filmado: una metáfora visual con el mar, inmenso, y las destartaladas maderas llenas de colorido de la escuela como punzantes imágenes de las luchas internas que se debaten en el interior de cada alma.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario