El verano de May
Título original
May in the summer
Género
,
Año de producción
2016
Publico
Valoración
Lenguaje
Duración
99'
Fecha de estreno
05/08/2016
País

El verano de May

2 / 6
Humor 1/5
Acción 0/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

El verano de May es el segundo largometraje de la directora Cherien Dabis, que en 2009 estrenó Amerrika en el Festival de Sundance y ganó el prestigioso premio FIPRESCI en Cannes, galardón que ha cosechado también con su nueva película.

Basándose en sus propias vivencias, ella misma escribe y protagoniza el film, donde explora el conflicto que se desencadena entre personas de distinta religión y cultura, cuando deciden casarse en una capital fuertemente islámica como la de Amman, pero en cuyas calles la fusión americana y árabe es patente. La directora muestra las contradicciones que alberga esta sociedad, que externamente rechaza la política exterior de Estados Unidos y, a la vez, admira su cultura. Con el fin de transmitir esta realidad fielmente, la película se ha rodado en la misma capital de Jordania y en su rojo desierto (escenario de la reciente Marte).

A pesar de todo, El verano de May refleja este contexto de forma ligera, al estilo de una simple comedia de enredos. La película misma es una fusión de tópicos abundantes en las comedias americanas, esta vez situados en Oriente Medio: las dudas durante los preparativos de la boda en ausencia del futuro novio, la aparición de un inocente pretendiente, Bill Pullman… aunque con visos de profundidad e intentos de reflexión mediante frases al azar acerca de los refugiados, la relación con Palestina y personajes heridos por el lastre de la desunión familiar y las diferencias religiosas.

En este punto la película cojea un poco, pues la –ingenua pero exagerada– ridiculización que se hace de la religión le resta credibilidad, sobre todo por la rígida y poco natural interpretación que brinda la madre de May, conversa al protestantismo.

Con un final sorprendentemente poco masticado, pinceladas de sentimentalismo, clichés y buenas intenciones, El verano de May se queda en una propuesta predecible para el espectador veraniego.

Firma: Begoña Arribas


Deja un comentario