Enganchados a la muerte
Título original
Flatliners
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
108'
Fecha de estreno
03/11/2017
País

Enganchados a la muerte

2 / 6
Humor 0/5
Acción 3/5
Violencia 2/5
Sexo 2/5

Este remake de Línea mortal ofrece, a falta de grandes reflexiones, las emociones justas (y habituales en este tipo de thrillers) para sufrir unos cuantos sobresaltos.


Enganchados a la muerte es un remake de Línea mortal, una película de 1990 con la que comparte en título original (Flatliners) y que fue muy popular en su época.

Con la intención de repetir éxito comercial, Sony la adapta con muy pocos cambios (los propios de los casi treinta años pasados que se manifiestan plásticamente en el rostro de Kiefer Sutherland: protagonista de la primera y secundario en esta reescritura nostálgica).

El producto sigue teniendo al público joven/adolescente como destinatario y el entretenimiento con sobresaltos como único objetivo. Ciertamente esta nueva versión apuesta, sobre todo en su mitad final, por inclinarse hacia el terror, aumentando los momentos de sombras y espectros en segundo plano. Parece, no obstante, que no deja de ser un modo de reenganchar al espectador con el film, después de haber perdido un tanto el pulso narrativo en el meollo del guion cuando comienza a hacerse un tanto repetitivo.

Al no ser un producto ambicioso, que no exige una escritura profunda y compleja, se echa en falta un poco más de coherencia en el relato y algo menos de irregularidad.

Tampoco hubiera venido mal la introducción de alguna reflexión trascendente, ya que hablamos de lo que pasa tras cruzar el umbral de la vida. Sin embargo, no parece que el público potencial vaya a hacer un análisis minucioso de los entresijos del guion. Y, por otro lado, el mensaje de aceptar la responsabilidad de las consecuencias de nuestros actos libres queda bastante claro, por lo que la experiencia en la sala, como la de los protagonistas, está cercana a la muerte, pero no acaba en ella.

Firma: Esther Rodríguez