Espías
Título original
Spy
Género
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
120'
Fecha de estreno
26/06/15
País

Espías

2 / 6
Humor 3/5
Acción 3/5
Violencia 2/5
Sexo 3/5

Paul Feig mantiene una especie de alianza con Melissa McCarthy. Tras dirigirla en La boda de mi mejor amiga, lo hizo en Cuerpos especiales, donde McCarthy era la basta réplica de la fina Sandra Bullock. Ahora, en Espías, la convierte en una agente de campo sometida a continuas humillaciones por su físico. Y además, su próximo proyecto juntos es el reboot femenino de Los cazafantasmas. 

No hay duda de que esta mujer, que destacó como una secundaria perfecta (Sookie ) en Las chicas Gilmore, como protagonista, ha tropezado con papeles donde sus dimensiones juegan la baza principal para el cliché cómico.

En Espías, Melissa McCarthy demuestra que es una payasa consagrada, capaz de llenar la pantalla sobre todo con su personalidad, su capacidad de generar empatía y con su energía para la comedia.

En este film escrito y dirigido por Feig, hay parodia del género y hay parodia de algunos personajes-estereotipo. Jason Statham se ríe hasta la hipérbole de su filmografía y hasta Jude Law y Rose Byrne resultan amablemente dañados en sus rostros perfectos. El guión, sin ninguna pretensión seria, sabe construir momentos divertidos y absurdos, sin embargo, alterna en exceso con un tono tan vulgar y gamberro que deja fuera a un jugoso grupo de espectadores. 

Un peldaño arriba para el tándem Feig-Melissa y otro para abajo.

Firma: Lourdes Domingo

Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario