Fuego en el mar
Título original
Fuocoammare
Género
,
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
114'
Fecha de estreno
14/10/2016
País
,

Fuego en el mar

2 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 3/5
Sexo 0/5

Gianfranco Rosi, guionista y director de este documental, y que hace tres años ya consiguió el León de Oro de Venecia por Sacro Gra, acaba de ganar con Fuocoammare, que ahora presenta, el Oso de Oro al Mejor Largometraje en el Festival de Cine de Berlín.

Sin negar la oportunidad de su realización cinematográfica por la gran trascendencia dramática que conlleva la cinta dirigida por Rosi en el momento presente, no podemos sustraernos al sucinto espacio que, a posta, el realizador italiano dedica a esta inhumana situación. Y remarcamos “a posta” por cuando ésta es, con toda seguridad, la singular visión que ha querido dejar patente en su nuevo largometraje documental.

Pese a su metraje, próximo a las dos horas, Rosi se esmera en ofrecernos diversas vertientes relacionadas con acciones que tienen lugar a diario en la isla: curiosos instantes de la vida de Samuel y su amigo, felices ambos al conseguir acertados blancos con sus hondas prefabricadas… Un submarinista empecinado en hallar nuevos tesoros en el fondo marino… Un ama de casa ejerciendo sus labores hogareñas con impecable esmero… Un niño que aprende a remar en una modesta barquichuela…
Sin duda, todo esto sucede cada día en la isla de Lampedusa. Y, curiosamente esto es lo que el director quiere dejar patente en su mensaje, mención aparte del profundo drama que se desarrolla tan a menudo en sus costas, de forma tan inhumana, cruel y desmesurada. Además, claro.

Pero no nos engañemos, pese a esta interacción sutil y maniobrada, la problemática humana subsiste, y el documental no lo suaviza en las lacerantes escenas de salvamento de los sufridos inmigrantes.

Y es que, obviando la convivencia natural de los pueblos, con sus diversas razas y particularidades, sigue la profunda brecha por la existencia radical de un problema que afecta de forma tan alarmante a la propia humanidad sin que puedan, ni tan siquiera intuirse en un futuro, mejores horizontes.

Grave problemática que Gianfranco Rosi, aunque escinda la acción, sigue denunciando. No hay que olvidarlo.

Firma
: Joaquín Guitart


Deja un comentario