Gernika
Título original
Gernika
Género
,
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
95'
Fecha de estreno
09/09/2016
País

Gernika

3 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Para su segundo largometraje, Koldo Serra (Bosque de sombras) repite localización en el País Vasco y la mezcla de un casting autóctono con otro internacional. Este director, habitual realizador de series como Karabudjan, El comisario o El don de Alba, entre otras, ha contado también con un guionista norteamericano, además de Carlos Clavijo.

El carácter dramático, simbólico y claramente emblemático del bombardeo sobre Gernika, alimentado por la obra maestra de Picasso, se convierte en el objetivo del propio guion. De hecho, las tramas se construyen sobre unos personajes que quieren recordar a protagonistas de la época, estuvieran (George Steer) o no (Robert Capa) en Gernika ese 26 de abril de 1937.

Pero, sobre todo, el film se cimenta en una voluntad pedagógica de mostrar el contexto en el que sucedió y lo que sucedió, aprovechando su aura histórica. Por eso, la primera parte se emplea a fondo en presentar las posiciones y estrategias propagandistas y sesgadas de ambos bandos, así como evidenciar que lo que sucedía en la Guerra Civil española estaba conectado con lo que sucedía en Europa y, en breve, en el resto del mundo.

Este didactismo, poco después, deja paso a un despliegue más a fondo del tópico “triángulo amoroso”. A pesar de que este no es memorable, al menos recorre los escalones habituales de estas tramas sin disimulo y sin disfrazarse ni esconder que, de paso, va a mostrarte lo bonita que es la zona y la cultura del lugar.

Esta mezcla de lo reposado y lo épico se combina y se sostiene porque, como se ha dicho, prima el deseo de que Gernika sea “la primera película” sobre Gernika, al mismo tiempo que aspira a que su proyección sea internacional y para un público amplio.

Dicho esto, el espectador ya sabe que se encuentra frente a una pieza que no arriesga en el guion (donde se mantiene en un terreno tibio y casi frío) y que sí lo hace en el diseño de producción (desde los interiores a los exteriores en el bombardeo).

Koldo Serra firma así una pieza que no pierde pie en sus referencias más canónicas y clásicas, mientras demuestra que el cine español de referencias históricas puede superar las férreas antítesis del pasado.

Firma: Lourdes Domingo


Deja un comentario