Hannah Arendt
Título original
Hannah Arendt
Género
Año de producción
2012
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
113'
Fecha de estreno
21/06/2013
País

Hannah Arendt

4 / 6
Humor 1/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Margarethe von Trotta es una de las vivas figuras del Nuevo Cine Alemán y, sin duda, su representante femenina más destacada. Sus películas, siempre protagonizadas por mujeres inmersas en disyuntivas complejas, configuran una filmografía bastante coherente y bien valorada por la crítica.

Con Hannah Arendt, esta directora alemana consigue algo que resulta muy difícil: otorgar movimiento a la filosofía, comunicar el pensamiento y relatar la intensa unión entre lógica y vida en la figura de una importante pensadora del siglo XX.

Con tal fin, von Trotta no elude los aspectos biográficos de esta prestigiosa intelectual: a través de flashbacks, se recurre a su relación romántica de juventud con Martin Heidegger (el filósofo caído en desgracia por su connivencia con el nacionalsocialismo); se explica su pasión vital por la verdad en la condición humana a través de sus experiencias en la universidad y Jerusalén; se dibuja la estrecha amistad, no exenta de alguna pequeña fisura, con su marido Heinrich Blücher, así como los conflictos emocionales que provocaba su carácter poco proclive a manifestar intimidades. Ese retrato de la mujer segura, profundamente honrada en lo intelectual, amiga de los amigos, aunque reservada, es el centro de un guión, en el que diálogos y pensamiento filosófico se integran con una nada fingida naturalidad.

Margarethe von Trotta expresa con fina ironía, bastante sentido del humor (sobre todo en el personaje de la escritora Mary McCarthy, fiel amiga de Arendt) y mucho tabaco, la viveza del ambiente erudito del Nueva York de inicio de los años 60. Pero también, tanto von Trotta como su coguionista Pam Katz, hacen gala de un buen trabajo del dramatismo cuando explota la bomba de relojería de “la banalidad del mal”.

Gracias a la inserción acertada -aunque algo confusa en el montaje de sus primeros compases- de las imágenes de archivo del juicio a Adolf Eichmann, se hace más vehemente y comprensible el conflicto que azotó a gran parte de la comunidad judía y que la separó aún más de las ideas de Hannah Arendt. Arendt descubrió en la sala del tribunal que Eichmann era y representaba la mediocridad del hombre que obedece leyes y acata normas del Estado, en su caso, sin sentirse responsable de las consecuencias de sus acciones. En este motivo localizó su teoría sobre la banalidad del mal, llevada a cabo por el hombre común, anónimo, que no maneja sus intenciones sino que sólo cumple órdenes. Y en este contexto, la pensadora germana apuntó también hacia la estrategia nazi de hacer sentir al hombre innecesario para después matarlo. Precisamente, en los campos de concentración, epicentro de esa práctica, las acciones y sentimientos del hombre quedaban despojados de cualquier tipo de propósito y sentido.

Interesante por la universalidad de lo que expresa (mucho más que la polémica constatación que hizo sobre líderes judíos que pactaron ciertos acuerdos con autoridades nazis), toda su argumentación se basa en una honrada metodología de trabajo, en la que consideraba que, para escribir sobre algo, hay que intentar comprenderlo, sin que eso signifique que se esté de acuerdo.

El film ilustra perfectamente el mal caer que los matices tienen en sociedades o ambientes de pensamiento único, y la sutil caza de brujas que se desató, justo, hacia una mujer que tan bien había razonado los orígenes del totalitarismo en su libro de 1951.

Profunda, perspicaz y bien manejada en los conceptos filosóficos, el film de von Trotta tiene un pequeño resquicio cuando afirma que a Adolf Eichmann le ayudó el Vaticano en su fuga a Argentina. Los hechos sostienen que recibió ayuda de una serie de personas, entre las cuales se contaban algunos católicos que realizaron gestiones sólo a título personal.

Hannah Arendt es una muestra del dinamismo del cine alemán, crítico con su historia, sincero con sus personajes y de alto nivel intelectual.

Firma: Lourdes Domingo

Extras DVD:

  • Audio: español, inglés, alemán, catalán
  • Subtítulos: español, catalán

Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario