Heidi
Títol original
Heidi
Gènere
,
Any de producció
2015
Public
Valoració
Llenguatge
Durada
115'
Data d'estrena
26/08/2016
País
,

Heidi

3 / 6
Humor 2/5
Acció 1/5
Violència 0/5
Sexe 0/5

Decir Heidi es decir y hacer resonar muchas cosas: paisajes, lágrimas, cabras e incluso alguna canción en japonés. Los libros infantiles escritos por Johanna Spyri a finales del siglo XIX han tenido numerosas adaptaciones como novela gráfica, dibujos animados o largometraje para cine y televisión. En nuestro país, la versión más conocida es la nipona que triunfó en los años 70 y en la que participó el gran Hayao Miyazaki como diseñador del departamento de animación.

Y ahora llega un adaptación suiza-alemana que pretende rescatar el espíritu original de la novela. Para ello, se decidió rodar en parajes que responden a las zonas descritas por Spyri: Sufers, Splügen y Bergün, en el Cantón de los Grisones. El resultado es una preciosa película que mantiene intacto a la vez que actual el gran mensaje de su historia: el afecto sincero es la mejor manera de educar y de vivir.

Con este preámbulo y final, en esta Heidi afloran valores auténticos y sencillos sobre la amistad, la familia, la naturaleza y también la cultura. Todos ellos se despliegan en la vida de sus protagonistas para demostrar que, bien por estar presentes o ausentes, nos damos cuenta de su necesidad.

Alain Gsponer hereda toda la experiencia en el cine infantil que le dio El pequeño fantasma y dirige con éxito a unos actores veteranos y espléndidos –como Bruno Ganz– y a otros jóvenes y llenos de encanto y naturalidad, como Anuk Steffen y los también jóvenes compañeros que interpretan a Pedro y Clara.

Gran parte de la empatía que provoca el film viene de ahí. Sin embargo, a Heidi también le avalan una espectacular (pero no preciosista) realización en auténticos paraísos alpinos; un guion que aborda el conocido argumento con una tierna inocencia que jamás se convierte en estupidez y una proporción notable entre los medios empleados y el resultado obtenido.

Sin pretensiones aunque solvente, estamos ante una de esas producciones realmente infantiles que pueden ver los adultos, sin que a ambos se les trate a base de clichés y estereotipos habituales en el cine familiar que acaparan los grandes estudios.

Firma: Lourdes Domingo