Jumanji: bienvenidos a la jungla
Título original
Jumanji: welcome to the jungle
Género
,
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
119'
Fecha de estreno
22/12/2017
País

Jumanji: bienvenidos a la jungla

3 / 6
Humor 3/5
Acción 3/5
Violencia 1/5
Sexo 0/5

Especie de continuación de la Jumanji de hace veinte años, en la que hay diversión y entretenimiento, pero en la que no se acierta con un tono poco acertado para su público, supuestamente familiar.


El caso de Jumanji, la película de 1995, es un auténtico fenómeno. Más de veinte años después sigue sin perder vigor ni actualidad, ha fidelizado a los niños de antaño ya adultos y sigue enganchando a las nuevas generaciones.

Con los adelantos técnicos con los que, en estas dos décadas, se ha enriquecido el cine no es de extrañar que se haya recurrido a esta historia incombustible dotándola de unos efectos especiales de escándalo y aplicando las dinámicas de los actuales videojuegos.

El resultado convence pero no arrebata. El equipo liderado por Jake Kasdan acierta al plantear el film como una secuela, y no como un remake, ya que esto hubiera facilitado más las comparaciones y, como dice el refrán, lo odioso de ellas, habría perjudicado a la nueva producción.

La nueva Jumanji hace más mayores a los personajes principales, los convierte en adultos según el avatar que hayan escogido y los coloca como protagonistas únicos de una trama en la que el juego y sus misterios van ocupando un curioso segundo y tercer plano. Está claro que, en aras de una mejor y mayor taquilla, se han querido distanciar del elemento más infantil introduciendo adolescentes y adultos con sus bromas propias rozando (e incluso sobrepasando) la línea que contiene el buen gusto.

El éxito será seguro, aunque la opción me suscita alguna reflexión. Por un lado, parecen no haberse dado cuenta de que la primera Jumanji fue capaz de atraer a todo tipo de público sin renunciar a su carácter de juego infantil y, como ya hemos comentado, resiste perfectamente el paso del tiempo quizá, precisamente, por esa menuda inocencia. También es posible que el cambio de tercio se haya debido a la humilde y realista convicción de que la primera versión era inimitable y compensaba avanzar por otros derroteros. Me parece plausible y, si fuera así, les honra.

Por otro lado, me descorazona un poco que el concepto de modernizar una película sea reducir la complejidad de la trama, hacer del juego un mero escenario y privar tanto a personajes como a espectadores de cualquier ejercicio mental para superar las pruebas planteadas. Como si, al público del 2017, valiese con entretenerle con juegos artificiales, bromas atrevidas y tramas que se deshacen con chistes y puñetazos pero poco ingenio.

Quizá todo esto sea demasiado pensar, porque lo que es innegable es que Jumanji: bienvenidos a la jungla es una película muy bien hecha, muy entretenida, hilarante en algunos momentos y sorprendente con las actuaciones de todos, encabezados por un Dwayne Johnson acertadísimo y un Jack Black deliciosamente contenido.

Firma: Esther Rodríguez