Krampus. Maldita Navidad
Título original
Krampus
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
98'
Fecha de estreno
04/12/2015
País

Krampus. Maldita Navidad

2 / 6
Humor 3/5
Acción 2/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

Desde las primeras escenas, la cinta de Michael Dougherty respira un ambiente navideño y entrañable que recuerda en algunos detalles a Solo en casa (1990): la preparación de la Navidad en familia, el reencuentro con unos hermanos, tíos y primos peculiares y distintos; los eternos conflictos familiares en torno a la cena; un mensaje cristalino de crítica a que esta fiesta se haya convertido en un producto de consumo; y una amenaza que viene del exterior.

Los diálogos son vivos, desenfadados y divertidos; arrancan las carcajadas desde el primer momento y evitan que la película caiga en la cursilería. La parejas de matrimonios funcionan muy bien, gracias en parte a las dos hermanas interpretadas por Toni Collete (El sexto sentido) y Allison Tolman (Fargo, serie de televisión) y los primos y la tía indeseables cumplen también muy bien con su papel.

Sin embargo, a medida que avanza el metraje, aparecen algunos lastres que hacen que la película se resienta y vaya perdiendo fuelle: Emjay Anthony no tiene la gracia de Macaulay Culkin y el papel de protagonista le viene grande. Y después está la historia central de la especie de demonio que castiga a aquellas familias que han perdido el espíritu Navideño. La atmósfera está conseguida, pero el guión se pierde en su camino hacia el clímax, sobre todo con la llegada de la legión de los ayudantes del Krampus que confunden al espectador con sus intervenciones. Por último, los giros finales y deshilvanados transmiten una sensación de que la historia está inconclusa.

En definitiva, una entretenida cinta familiar que gustará a los niños; un mensaje positivo que respira algo de la magia de clásicos navideños, aunque lastrado por un guión que no acaba de funcionar.

Firma: Llorenç Ramis


Deja un comentario