La tortuga roja
Título original
La tortue rouge
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
80’
Fecha de estreno
13/01/2017
País
,

La tortuga roja

5 / 6
Humor 1/5
Acción 1/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Michael Dudok de Wit ganó un Oscar al mejor cortometraje de animación en el año 2000 con Father and daughter. Entonces se le propuso que dirigiera un largometraje. Pero tuvo que aparecer el Studio Ghibli en 2007 para que él se lanzara.

Y es que la combinación de animación europea y japonesa no puede ser más perfecta. Isao Takahata (La tumba de las luciérnagas, El cuento de la princesa Kaguya), co-fundador del estudio japonés junto a Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro, Mi vecino Totoro, El viento se levanta), se ha involucrado como supervisor artístico en este filme y se nota.

En los créditos iniciales aparece la firma del estudio japonés: Totoro (uno de sus personajes más emblemáticos) de perfil. Pero esta vez no está sobre un fondo azul cielo, como de costumbre, si no que es el color rojo el que inunda el plano. El espectador queda avisado: esta producción no solo es Ghibli, vamos a ver mucho más.

Sin duda, es un relato no apto para impacientes y se dirige a un público más adulto. Muestra de forma sencilla e impecable las etapas de una vida a través de un náufrago en una isla desierta. A él le acompaña la naturaleza: elemento imprescindible en las historias del estudio japonés.

La película bebe de los dibujos de los historietistas franceses Sempé y Moebius y de algunos cómics de Tintín, y trae consigo lo mejor de Ghibli: la forma y el fondo de la historia.

Junto a la banda sonora de Laurent Perez del Mar y sin necesidad de diálogos, la belleza visual que desprende el filme es incuestionable. Roza lo minimalista y es muy minucioso al dar sentido a cada uno de los planos. Al fin y al cabo, La tortuga roja es una preciosa poesía atemporal que consigue apelar a lo más bello del ser humano: el amor, la familia y la vida.

Firma: Elena Mira


Deja un comentario