Logan
Título original
Logan
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
137'
Fecha de estreno
03/03/2017
País

Logan

3 / 6
Humor 0/5
Acción 3/5
Violencia 4/5
Sexo 0/5

Logan pone un contundente punto final (si los extras post-créditos no lo solucionan) a la trilogía protagonizada por el X-Men más cinematográfico del momento: Lobezno. El encargado es James Mangold que dirigió también la entrega anterior Lobezno inmortal (2013) y quien recupera a un ser solitario, agonizante y necesitado de redención.

Brutal, descontrolada e impactante, esta cinta recoge a un protagonista que sufre la paradoja de haber nacido mutante (y además programado para la supervivencia) y, por otro lado, de ver siempre frustrado su anhelo de estabilidad afectiva y calor familiar. Con este duelo interior, que pesa en todos sus films, Logan llega a su última misión enfermo, borracho y desinteresado por la vida y esto se trasluce en todo el metraje.

Lo más sobrecogedor del film es la pequeña Laura. Un trabajo excelente de interpretación infantil que choca con la agresividad desmedida de las escenas que protagoniza. Y así se escribe la película, con dosis de ternura que se rompen en la pelea, con capítulos de reparación que se hunden en la oscuridad de la venganza, con apuntes de grandeza y resquicios de mezquindad. Al igual que el ritmo, que pasea entre la rutina y los estallidos de la acción, Logan surca los extremos de la humanidad, del bien y del mal, de la culpa y el remordimiento, del poder y la ambición.

Repitiendo paradigmas de sus predecesoras, siguen presentes cuestiones como la codicia humana ligada a la manipulación genética, la necesidad de una familia como un entorno de equilibrio y la exigencia, aunque no bondad, del mal menor. Una entrega triste que deja un sabor agridulce.

Firma: Mar Pons


Deja un comentario