Los hambrientos

Análisis

Aubert intenta desmarcarse de los clásicos clichés de un subgénero tan trillado como lo es el terror zombi, aunque esta película, muy cercana a La noche de los muertos vivientes, de George A. Romero, no ofrece demasiadas novedades.


Poco se podía imaginar el director estadounidense Victor Halperin que, cuando en 1932 sacó la que se considera la primera película de zombis de la historia White zombie, abrió la veda de un género que más de ochenta años después seguiría generando títulos y ganando gran cantidad de adeptos. Solo hace falta analizar el éxito que, desde 2010, están cosechando Robert Kirkmany y Frank Darabont con The Walking Dead.

En esta ocasión, es el director canadiense Robin Aubert el que se ha propuesto aterrorizar al público con una producción en la que los muertos vivientes invaden una pequeña localidad de Quebec, desolada tras sufrir el ataque de un virus. Tras ganar el premio a la Mejor Película Canadiense en el Festival de Toronto, llega al cine Los hambrientos.

Aubert intenta desmarcarse de los clásicos clichés de un subgénero tan trillado como lo es el terror zombi, aunque este film, muy cercano a La noche de los muertos vivientes, de George A. Romero, no ofrece demasiadas novedades. El argumento no presenta ninguna variación sustancial respecto al paradigma del género: llegan zombis, matas zombis, corres, encuentras supervivientes, llegan zombis, matas zombis, los zombis matan a alguien… y así unas cuantas veces. En ese sentido, Los hambrientos es extremadamente predecible.

Tampoco consigue dotar de importancia a sus protagonistas. La falta de una trama personal de cada uno anterior al apocalipsis les resta profundidad e imposibilita empatizar con ellos y crear algún tipo de vínculo por el cual quieres que logren llegar vivos al final de la historia.

Sin embargo, hay que elogiar el empeño del director por presentar un largometraje donde se cuida en extremo la puesta en escena. Esto permite que luzca el poder visual que logra extraer en las secuencias donde el bosque y la naturaleza son protagonistas, lo que recuerda a El Incidente de M. Night Shyamalan. La contraposición entre la tranquilidad que evoca el exterior y el terror de los trasformados hace que el film sea hermoso a la vez que desolador.

Los hambrientos es, en su conjunto, una película muy correcta. En ningún momento le hace ascos al suspense, a la violencia, a los sustos ni a la sangre (sin llegar al gore, hecho que se agradece). Pero, la hora y media de huida a través del campo, bosques y casas no logrará convencer a los seguidores más acérrimos de los ‘no muertos’, buscadores de producciones más frenéticas y un punto más viscerales.

Firma: Oriol de Ribot

ficha técnica

Director: Robin Aubert

Guionistas: Robin Aubert

Intérpretes: Brigitte Poupart, Charlotte St-Martin, Édouard Tremblay-Grenier, Luc Proulx, Marc-André Grondin, Marie-Ginette Guay, Micheline Lanctôt, Monia Chokri

Género: Drama, Terror, Zombis

País: Canadá

Fecha estreno: 13/04/2018

Lenguaje: Coloquial

Público

+16 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

En un pequeño pueblo remoto de Quebec las cosas han cambiado. La gente local no es la misma, sus cuerpos se están descomponiendo y se sienten atraídos por la carne humana.

Título original: Les affamés

País: Canadá

Duración: 103'

Fecha producción: 2017

Distribuidora: La Aventura Audiovisual

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies