Los idus de marzo
Título original
The ides of march
Género
Año de producción
2011
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
101'
Fecha de estreno
09/03/2012
País

Los idus de marzo

3 / 6
Humor 1/5
Acción 2/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

A lo largo de su carrera, George Clooney siempre ha mostrado interés por películas que levantan ciertas alfombras del entramado político, económico y de otros círculos de poder mundial. Precisamente, en Buenas noches y buena suerte, la más sólida hasta la presente, el conocido actor, guionista y director retrataba las batallas deontológicas de los pioneros de la información televisiva frente a las presiones gubernamentales.

Los idus de marzo parte de la obra de teatro de Beau Willimon, también uno de los guionistas de la adaptación cinematográfica. Willimon se inspiró en su experiencia cuando trabajó en la campaña electoral de Howard Dean, y parece que se quedó con ganas de hablar de la parte más oscura; las bambalinas algo tétricas que sostienen el circo y espectáculo de todo viaje a la elección política.
 
No puede negarse que los tres escritores se esfuerzan con tesón por dibujar las caras del poder y cómo se desfiguran e incluso diluyen o transforman (de ahí el bien escogido y diseñado cartel publicitario) en los vaivenes de la pelea diaria y de conflictos de interés. Heslov, que ya trabajó con Clooney en la citada película sobre periodismo y política, es el tercer peón que traza un nuevo relato sobre los jóvenes que se hacen viejos. Idealismo y cinismo conviven en pugna en una historia que sabe usar con acierto dramático cada uno de los peajes de la carrera política: familia, amigos, jefes de campaña y jefes de prensa, periodistas, contrincantes, posibles aliados, lealtades y desleatades, deslices y mentiras.

Clooney maneja expresivamente el plano fijo en el conjunto de una realización que no quiere llamar la atención, pero que se aletarga en momentos para dar un exclusivo protagonismo al diálogo más teatral. Y aunque éste sea inteligente e intenso dramáticamente, se nota que necesita una dirección más visual en determinadas escenas o planos.

Demoledora y pesimista, Los idus de marzo es una sincera crítica a un modelo de hacer política que se presenta como el mayoritario. Clooney no perdona los errores de los personajes y aporta así un tono shakesperiano, bastante inspirado pero no brillante y con frecuencia previsible.

Firma: Lourdes Domingo


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario