Los mundos de Coraline

Análisis

La portentosa imaginación literaria de Neil Gaiman, muy labrado en el mundo de los cómics y autor también de la novela trasladada al cine Stardust, ha encontrado un alma gemela en la virtuosa creatividad de Henry Selick. Selick, que ha adaptado la novela, mantiene la estilización de formas que demostró en James y el melocontón gigante y el tono algo gótico y oscuro de Pesadilla antes de Navidad.
 
Los mundos de Coraline es un festival inacabable de fantasía cuidada hasta el más mínimo detalle. La historia, que recoge algún recuerdo de la propia imaginación infantil del autor, habla del coraje, la curiosidad (también positiva) y de un tema importante: la familia y la intercomunicación. Como dice el propio Gaiman “a veces las personas que más te quieren no siempre te prestan toda la atención necesaria, y las que más se ocupan de ti no son necesariamente las que más te quieren”. Con esto, la película labra un sinuoso y, a veces, aterrador cuento sobre el valor del esfuerzo, la comprensión y la madurez para superar los caprichos. Y es que Coraline es una perfecta preadolescente, con todas virtudes y sus defectos, para quien lo más importante son los amigos que ha dejado atrás y la atención de sus padres, preocupados por su nueva situación laboral.
 
A toda la moraleja, cabe añadir algo que va intrínsecamente unido, y es su valor estético. La producción mezcla la animación a través del stop-motion rodada en estereoscopía 3D desde el principio y con una belleza y naturalidad únicas. Los fondos, los tejidos, los movimientos y los gestos son una obra de arte, también con sentido del humor. Un sentido del humor algo trasnochado en el caso de las vecinas Miss Spink y Forcible y el señor Bobinsky. Ni las referencias a las sirenas de Ulises ni al nacimiento de la Venus redimen esa secuencia de su tono grotesco.
 
En este sentido, y ya en un nivel más positivo, las alusiones y analogías con los clásicos son palpables pero muy bien elaboradas. De hecho, en otros momentos las ancianas extrapecistas recuerdan a las tías de Arsénico por compasión con sus cariñosamente disecados Schnauzer. Al mismo tiempo que, en el pueblo cercano, se está celebrando un festival teatral sobre Shakespeare. Pero es Lewis Carroll quien se lleva la palma, ya que las referencias a Alicia subyacen a lo largo de todo el guión: la realidad distorsionada al otro lado del espejo, la existencia de un mundo paralelo en el que todo tiene su doble, el gato sabelotodo, el inconformismo de la protagonista, la tela de araña… En definitiva, un canto a la imaginación en todos los sentidos, lleno de simbología y belleza plástica y narrativa, pero también con un componente algo siniestro para los más pequeños. Quizá sea mejor a partir de los 10 años.

Firma: Lourdes Domingo

Extras DVD:

  • Idiomas: inglés, castellano
  • Subtítulos: inglés, castellano, portugués
  • Escenas inéditas
  • Así se hizo Coraline
  • Comentario de fondo con el director Henry Selick y el compositor Bruno Coulais

ficha técnica

Director: Henry Selick

Guionistas: Henry Selick

Intérpretes: -

Género: -

País: EE.UU.

Fecha estreno: 05/06/2010

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Coraline acaba de mudarse con sus padres a una casa en medio del bosque. Aburrida y cansada de la monotonía de sus días y de la ausencia de sus amigos, Coraline descubre un pasadizo que le conduce a otro mundo muy parecido al suyo, pero donde todo es tal cual le gustaría. Sin embargo, tras la cara amable de esa otra realidad quizá se esconde una terrible amenaza.

Título original: Coraline

País: EE.UU.

Duración: 100'

Fecha producción: 2009

Distribuidora: -

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies