Los niños del cura
Título original
Svecenikova djeca
Género
Año de producción
2013
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
93'
Fecha de estreno
07/11/2014
País

Los niños del cura

2 / 6
Humor 3/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 3/5

Como muestra del desconocido cine croata, nos llega esta tramposa y triste comedia costumbrista. Lo que comienza siendo un relato simpático y picarón, con el eficaz atractivo del exotismo rural mediterráneo (que tantas genialidades nos ha traído de Italia o de la mano de nuestro Berlanga), cae enseguida en lo soez y obsceno (ámbito donde italianos y españoles también nos hemos lucido en el pasado) para terminar, y esto es lo más grave, en una verdadera tragedia bañada con una ácida bilis, que agrede al espectador dejándolo con una sensación muy desagradable. Y esto no sólo por la gravedad de lo que cuenta, sino por la constatación de que ha sido engañado, de que toda la gracia, inocencia y picaresca con la que se presenta y se desarrolla la película no es más que un preámbulo para soltar de golpe al final el mensaje panfletario, oportunista y rencoroso que los realizadores nos han querido colocar.

La ideologizada intención de la película se vuelve contra ella misma también en lo cinematográfico. Conforme avanza el guión, los personajes van abandonando lo esperpéntico y surrealista (características que enriquecían la comedia) para caer en una caricatura plana y estandarizada de los modelos humanos a los que se quiere machacar. Las bromas se vuelven reiterativas y se alargan en exceso, no sé si por indecisión o como un redoble que acreciente la tensión antes del bombazo final.

Es de alabar, por supuesto el trabajo de los actores, sobre todo de los principales, y la escritura de algunas escenas sueltas, hilarantes y originales. Una pena que, como decía, al final no se trataba de reír sino de llorar.

Firma: Esther Rodríguez