Los pitufos: La aldea escondida
Título original
Smurfs: The Lost Village
Género
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
89'
Fecha de estreno
31/03/2017
País

Los pitufos: La aldea escondida

3 / 6
Humor 3/5
Acción 2/5
Violencia 0/5
Sexo 0/5

Kelly Asbury (Gnomeo y Julieta, Shrek 2) apuesta esta vez por el reboot de la franquicia pitufa y, envueltos entre colores fosforito, texturas plásticas y música tecno, nos transporta a un agradable mundo fantástico.

Junto con la co-escritora Pamela Ribon (Vaiana), ella y Asbury traen un guión en el que siempre existirá el debate sobre la intencionalidad del mensaje de una aldea de hombres. Sí que es cierto que ahora el caramelo viene envuelto con una reivindicación un tanto más feminista plasmada en la aldea de las pitufas. Detalles como la canción a todo trapo “I’m Blue” o “I’m a Lady”, y frases como “Las pitufas pueden ser todo lo q ellas quieran” siempre aportan sutiles argumentos a los que quieran sujetar esa teoría. Cierto es que nadie pensaba así cuando leía los cómics de Peyo. Sin embargo, dejando de lado lo rebuscado, se le agradece a la cinta que vaya dirigida al target principal y no intente abarcar también a los adultos con bromas fuera de contexto, como suele pasar últimamente con las películas infantiles.

El caramelo es sabroso y la producción es buena. A nivel técnico hay escenas, como la del río, que te acarician los sentidos con la luz, los colores y la originalidad; pese a que, en ocasiones, la música demasiado maquinera te lance de nuevo al mundo real. No obstante, tanto la vegetación como las tonalidades están claramente en la dirección que marcó Avatar pero ese brillo, los cuerpos de plastilina, los pelos y las texturas siempre aportan fascinación hacia estos mundos mágicos.

El planteamiento del argumento es sencillo, ya que el equipo de cuatro pitufos (el filósofo, el fuerte, el torpe y la pitufina) lucharán de nuevo para explotar al máximo sus dones y salir con vida de las garras de Gargamel con esas ingeniosas acciones que aparecen en los puntos de no retorno.

Así que transmitiéndonos valores como la amistad, autenticidad, la bondad a toda costa y mucha marcha, la nueva aventura de los pitufos no defrauda y promete un buen rato en familia.

Firma: Carla Sciamma