madre!
Título original
mother!
Género
,
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
120'
Fecha de estreno
29/09/2017
País

madre!

2 / 6
Humor 0/5
Acción 2/5
Violencia 3/5
Sexo 2/5

Aronofsky ahoga al espectador en un relato voluntariamente inverosímil, perturbador y con frecuencia repulsivo en el que su juego intelectual decepciona y se queda en anzuelo.


De nuevo, Darren Aronofsky se zambulle deliberadamente en lo inverosímil. Con la misma virulencia que acusaba en Cisne negro y con el nulo sentido del ridículo que demostró en Noé , este director mezcla con cierta coherencia al inicio (y ninguna al final) vestigios de tragedia griega, con trampas de cine de terror y anzuelos de relatos sobre el asco y lo ambiguo, todo empanado con una desmesura intelectualizada.

El director de El luchador y Requiem por un sueño se ensaña con el espectador, al que atosiga con vaivenes en la historia que incluyen saltos de ritmo, de tono e incluso casi de trama. Para ello se emplea a fondo en instaurar una dinámica dionisíaca y caótica, en la que todo sea posible y en la que pueda justificar la amalgama de referencias y supuestas reflexiones inacabadas e, incluso, ni incoadas realmente.

Aronofsky sabe manejar los hilos del clima en el que sumergir al público. Filma con fuerza, a lo David Cronenberg, la organicidad de lo inanimado, las percepciones confusas, la exageración sonora y esa cámara que da vueltas alrededor del rostro de la protagonista como si el dispositivo estuviera bailando embriagado.

Con ello, y sin ánimo de ahorrar trabajo a quien quiera ver la película, madre! introduce el concepto de la intimidad entre dos personas como prisión, el deseo y los celos ante otras aficiones o el narcisismo artístico esterilizador en la faceta personal. Pero lo hace de una manera tan burda y tan cercana al pastiche que deja de suscitar interés, pues todo convive en un arbitrio narrativo, con una focalización fraudulenta y en un efectismo visual que impacta en un segundo y decepciona durante el metraje restante.

Firma: Lourdes Domingo