Madres de mayo
Título original
El abismo... todavía estamos
Género
Año de producción
2011
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
90'
Fecha de estreno
31/05/2013
País

Madres de mayo

2 / 6
Humor 0/5
Acción 0/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

En numerosas ocasiones el cine ha cumplido un importante papel de transmisión de ideas y de denuncia política. En Argentina, donde continúan curando las heridas abiertas por la Dictadura (1976-1983), este cine comprometido está contribuyendo, como dice uno de los testimonios finales de la película, a que los jóvenes conozcan el pasado y eviten así repetir aquellos errores. Difunden, además, los trabajos que están realizando para identificar a los niños que nacieron en cautiverio y fueron dados en adopción, y hacer justicia a aquellas mujeren que continúan esperando el regreso de sus hijos o al menos, de los nietos que estaban esperando antes de su detención.

La película es indudablemente interesante. Clara en la exposición de los hechos importantes y dura en su justa medida. Los actos que narran indignan e impactan, pero sin abusar de la violencia ni de lo morboso o macabro. Realiza además un intento de comprender las razones de los que cometieron o apoyaron esos crímenes evitando el maniqueísmo o el “todo el mundo es malo”, que tan habitual es en el cine de carácter politico.

No obstante, estamos ante una ópera prima y eso se nota. Pablo Yotich, director, guionista y actor de la misma, acomete su primer largometraje con mucho corazón pero poco oficio. El guión, que alterna ficción y realidad y da varios saltos en el tiempo, resulta confuso en cuanto a nombres y escenarios aunque, como ya hemos dicho, los puntos claves sí quedan claros. Se nota, de hecho, que están mucho más cuidadas las escenas de la época de la dictadura que las actuales, que resultan torpes y tópicas. Tampoco los actores son especialmente brillantes, aunque cumplen con su cometido. Pero si hay algo que desdice totalmente es la música, del todo inadecuada y capaz de desdramatizar (sin parecer que esa fuese su intención) las escenas mas emotivas.

Con todo, incidimos, la película es muy recomendable para conocer estos hechos tan lamentables de la Historia de la humanidad y para mirar con esperanza el futuro pues queda claro que al final el mal nunca triunfa.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario