Marte (The Martian)
Título original
The martian
Año de producción
2015
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
119'
Fecha de estreno
16/10/2015
País

Marte (The Martian)

4 / 6
Humor 2/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 0/5

Ridley Scott, director de obras maestras como Blade Runner (1982) o Gladiator (2000), lleva ahora a la gran pantalla el bestseller de Andy Weir sobre un astronauta de la NASA atrapado en Marte y creído muerto por el resto del mundo.

Dirigida al gran público, Marte cuenta una historia espacial ambientada en un futuro cercano. La ciencia no es tan ficticia en este film, muy realista y a la vez, muy humano. Las imágenes que ofrece son de gran belleza y espectacularidad, nada futuristas. Y los efectos de sonido son clave.

Además, el relato es igual de potente. Toda la tensión y emoción de la cinta están condensadas en un auténtico clímax final, pero el ritmo de la narración no mengua en ningún momento de las dos horas que el espectador viaja entre Marte y la sede de la NASA en Estados Unidos.

Matt Damon es Mark Watney, el astronauta olvidado en el planeta rojo, que ofrece otra gran interpretación en su carrera. Casi toda la película recae sobre él y sus peripecias para sobrevivir, articuladas con mucho sentido del humor y reforzadas por la banda sonora de Harry Gregson-Williams, que remata la locura de la historia a ritmo de hits del pop de los 70′.

La calidad de la trama y de los personajes están a la altura de la técnica. En este sentido, Scott no se queda sólo en el drama personal del protagonista y va mucho más allá de idealizarlo como héroe. Hay espacio para construir también a los personajes secundarios e identificarse con ellos, tratando temas como la familia, la fe en Algo más, o la pasión por lo que uno hace, y mejor, si es en equipo.

La NASA solo permite películas verídicas y para esta ha aportado material para hacer el guión. Marte retrata con verosimilitud las entretelas –tanto humanas como profesionales– de la agencia, presidida por un altanero Jeff Daniels. Destacan también Sean Bean y Chiwetel Ejiofor.

Allí los méritos son de todos, desde el jefe que vela por la imagen externa hasta el joven cerebrito que tiene la idea para salvar a Watney. ¿Patriotismo? Moderado. Los yankees no son los únicos expertos. En la película se refleja muy positivamente la necesidad de la colaboración entre países (pues en China también saben de esto).

Divertida y optimista, Marte se consolida como una feel good film con entretenimiento del bueno. Una experiencia visual que te mantiene pegado a la butaca durante todo el espectáculo espacial.

Vale la pena ir al cine para contemplar en gran formato una película que demuestra una vez más la capacidad del cine de hacer posible lo imposible. Con Marte, la NASA ya puede ir preparando plazas vacantes.

Firma: Begoña Arribas


Deja un comentario