Matar al mensajero
Título original
Kill the Messenger
Género
,
Año de producción
2014
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
112'
Fecha de estreno
14/11/2014
País

Matar al mensajero

3 / 6
Humor 0/5
Acción 0/5
Violencia 3/5
Sexo 0/5

El gran fuerte y atractivo de este guión es que está basado en un hecho real, y de algún modo, pese a hacerlo con unos cuantos años de retraso, quiere hacer justicia a una historia que pasó desapercibida debido a que los medios de comunicación, como se nos recuerda en el epílogo, estaban pendientes de otros escándalos, más morbosos que trascendentes. De algún modo, la película podría servir para forjarnos como mejores lectores o receptores de información, y entender cada vez más los medios de comunicación como artífices de movimientos ideológicos, y no tanto simples testimonios de hechos supuestamente importantes para el conjunto de la sociedad.



La película arranca con un detonante de enorme interés, tanto para el protagonista como para el espectador: ¿alguien que traficaba con drogas para el gobierno? A partir de ahí, la historia nos irá llevando por diversas localizaciones, para conocer a los personajes implicados, a cada cual más peligroso y menos fiable. Como telón de fondo, la complejidad de la profesión periodística y la dramática verdad de que, a nivel social, algo no existe si no se habla de ello. Y hay que tener en cuenta que, aunque en teoría el periodista es el perro guardián de la democracia, a veces no es tan difícil comprar su silencio .



Pese a que el relato se va volviendo enrevesado y pierde parte del interés inicial, es bastante sobrecogedor y merece la pena conocerlo para ser un poco más crítico respecto a los medios de comunicación, tan llenos de espejismos.



Firma: Josepmaria Anglès


Deja un comentario