Matar el tiempo
Título original
Matar el tiempo
Género
Año de producción
2014
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
120'
Fecha de estreno
29/05/15
País

Matar el tiempo

2 / 6
Humor 0/5
Acción 3/5
Violencia 5/5
Sexo 5/5

Antonio Hernández (1953), director y guionista con una extensa filmografía, tanto en producciones para la pequeña pantalla como en largometrajes, estudió Ciencias de la Imagen en Madrid. Uno de sus guiones En la ciudad sin límites (2002) fue premiado con un Goya.

La trama de la película, a través de su esquemático guión, está basada inicialmente en la búsqueda de una vulgar cita sexual que un ejecutivo, de paso en la ciudad, intenta concertar por medio del ordenador de la habitación del hotel donde se hospeda.

Quizás es, en la primera parte de la cinta, cuando se muestra la personalidad del ejecutivo interpretado por el actor Ben Temple, sus complicaciones familiares y un cierto aburrimiento ocasional que le conduce a la búsqueda de un fácil encuentro, que la cinta transmite más verosimilitud.

Las complicaciones que este acto provoca, con la intervención de siniestros personajes, generalmente inmersos en el mundo de la prostitución, minimizan la segunda parte del film con un desenlace más que previsto.

No hay duda de que la informática ha abierto innumerables puertas hacia nuevos mundos de comunicación, con impresionantes técnicas de interrelación entre los humanos. Sería absurdo negar la gran importancia que cada uno de sus avances tecnológicos ha supuesto para las nuevas generaciones; así como negar sus ventajas, aunque también es de ley denunciar sus inconvenientes cuando su alcance puede suponer también complicados peligros para sus usuarios. Uno de ellos sirve de puntual testimonio revelador en el guión de esta nueva cinta.

Y es que, a veces, según por qué medios, es muy peligroso “matar el tiempo”…

Firma: Joaquín Guitart


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario