Moonlight
Título original
Moonlight
Género
Año de producción
2016
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
111'
Fecha de estreno
10/02/2017
País

Moonlight

2 / 6
Humor 0/5
Acción 1/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

A lo largo de tres episodios Barry Jenkins, guionista y director, pretende que conozcamos a Little/Chiron/Black. Tres momentos de su vida que deben de mostrarnos el drama de un niño no querido, un adolescente maltratado por su homosexualidad y un adulto que sigue sin encontrar su sitio en el mundo.

Jenkins
nos sumerge con pericia en su mundo. Sabe dónde colocar la cámara para integrarnos en las distintas escenas y captar la expresión de los actores, la tensión de la escena y la presión del ambiente.

La película se inserta perfectamente en el cine realista, con aire experimental, e imitando la improvisación para ganar en espontaneidad. Los diálogos entrecortados y de jerga incomprensible son imprescindibles, sobre todo por contraste con el mutismo del protagonista.

Todo ello funciona en el primer capítulo, cuando todo se plantea, se abren las intrigas por el futuro y aparece la narración de la luz de la luna. Sin embargo, quizá por la falta de experiencia de Jenkins en el largometraje o por un incontrolado deseo de dejar patente el desconcierto y la incomprensión con que siempre ha vivido el protagonista, el hecho es que los dos siguientes capítulos pierden toda coherencia, despareciendo personajes que parecían esenciales y atascando tramas supuestamente fundamentales como la de la homosexualidad.

Es una lástima que al final el arte haya devorado al personaje y que tras tres episodios de su vida, el espectador termine el film sin conocer a Little ni reconocerle en el Black de varias años después. A Jenkins, opino, le ha sobrado cine y le ha faltado humanidad.

Firma: Esther Rodríguez


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario