Nuestra vida en la Borgoña
Título original
Ce qui nous lie
Género
,
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
113'
Fecha de estreno
27/10/2017
País

Nuestra vida en la Borgoña

3 / 6
Humor 3/5
Acción 2/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Tras la muerte de su padre, tres hermanos se unen para cuidar de las viñas de la familia. El film de Cédric Klapsich supone un conjunto de atractivas imágenes en una película para ahondar en la fraternal cosecha de la vida.


Cédric Klapisch, realizador francés nacido en Neuilly-sur-Seine, es el director y, a su vez, co-guionista de este film con claro argumento vitivinícola. En la década de los 80 fue un especialista en cortometrajes. Rodó en 1992 su primer largo titulado Rien du tout. De entre su vasta filmografía (más de veinte títulos como director, guionista y en algunos casos también como actor), cabe destacar Les poupées ruses (2005) y Casse-téte chinois en el 2012.

Si tenemos en cuenta la temática de la película que hoy nos ocupa y la gran aceptación con la que son mundialmente distinguidos los genuinos vinos del país vecino, intuimos que tanto en sus imágenes como en muchos de sus diálogos, estos se adaptan de forma fehaciente y dentro de un espacio de tiempo a los ciclos de la cosecha, como un clarísimo documental de apoyo a aquellos famosos caldos. Aunque quizás sean también estas circunstancias las que contribuyan al excesivo metraje del film.

Merecen especial atención los magníficos lazos de unión entre los tres hermanos que cuidan de las viñas de la finca, al tener que hacerse cargo de su cuidado y explotación ante la desaparición del padre. Su férrea voluntad, ante las dificultades propias y ajenas, son un magnífico ejemplo, tanto para la continuidad del proyecto, como para su más inmediato futuro. Posiblemente el título original francés: Ce qui nous lie, ya definía esta fraternal complicidad.

El actor Pio Marmai, a quien recordamos por La delicadeza (2011) y Luces de París (2014); el encanto de la joven actriz Ana Girardot, y las breves secuencias en las que interviene la española María Valverde, son excelentes soportes actorales para el film. Y como curiosidad, una brevísima aparición del propio director Cédric Klapisch en un rol accesorio.

Sin duda, Nuestra vida en la Borgoña supone un conjunto de atractivas imágenes en una película para ahondar en la fraternal cosecha de la vida

Firma: Joaquín Guitart