Olvídate de Nick
Título original
Forget about Nick
Género
Año de producción
2017
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
110'
Fecha de estreno
29/12/2017
País

Olvídate de Nick

2 / 6
Humor 3/5
Acción 2/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

La película se centra en la convivencia entre dos mujeres abandonadas por el mismo marido. Al hilo de esto, la directora aprovecha para criticar con sagacidad algunos valores hedonistas y poco humanos que imperan en la sociedad contemporánea.


La idea de llevar a cabo esta película se les ocurrió a la directora alemana Margueritte von Trotta, nacida en Berlín, y a la guionista Pamela Katz, mientras rodaban Hannah Arendt. Así nació Olvídate de Nick, un título en el que el propio Nick apenas aparece y en el que predominan las diferentes sensaciones anímicas de las dos esposas abandonadas, con diferentes puntos de mira, aunque unidas, sin embargo, debido a idéntica circunstancia vital.

El resultado, tanto por lo que se refiere a formas de pensar y actuar, como por sus vidas anteriores y vínculos familiares, se reduce a un continuo pugilato entre las dos, por intentar conocer las causas que las llevaron al fin de sus matrimonios.

La evidencia de que son muy distintas prevalece durante todo el metraje de la cinta: una de las dos preocupada por la marcha de su boutique de moda femenina, mientras la segunda, con una hija (que ya la ha hecho abuela), no está dispuesta a congeniar con la primera.

Estas circunstancias reducen sus controversias a una especie de dialéctica en la que intentan resaltar las diferencias que las separan y las que motivaron el abandono por parte de Nick. Todo ello, casi siempre, salvo raras excepciones, dentro de un espacio visual único, el apartamento donde viven las dos “ex”, hecho que confiere al film una definición escénica excesivamente teatral.

El argumento que propone este título ha sido ya utilizado en la historia del cine en tramas donde, bajo estímulos primarios, algún personaje prescinde de los auténticos vínculos y valores reales que unen a las personas, ante la presencia de simples y pasajeras quimeras.

Firma: Joaquín Guitart


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.