Rescate
Título original
Ransom
Género
Año de producción
1996
Público
Valoración
Lenguaje
Duración
121'
Fecha de estreno
27/12/1996
País

Rescate

3 / 6
Humor 0/5
Acción 3/5
Violencia 2/5
Sexo 0/5

Impactante película con niño secuestrado, que ha sido realizada por uno de los nuevos artesanos de Hollywood: Ron Howard (Un horizonte muy lejano, Apolo XIII), quien demuestra su buen oficio sin demasiada inspiración creadora. La producción es de la Touchstone, marca Disney “para adultos”. Con todo, Rescate, posee un ritmo de “suspense” trepidante y cuenta con unos brillantes efectos especiales y una notable partitura musical del especialista James Horner. Además, por encima de la convencional interpretación de la pareja protagonista, destaca el trabajo del actor y realizador Gary Sinise (De ratones y hombres) y de la ascendente Lili Taylor (Cosas que nunca te dije).

En fin, un digno thriller comercial, que batió récords de taquilla en todo el mundo. Aun así, Ransom va más allá del mero filme de género; intenta poner en tela de juicio, aunque de forma muy light la eficacia de las autoridades (FBI y policía incluidos) en torno al fenómeno de los secuestros. Es más, los autores parecen abogar por “tomarse la justicia por su mano”; acción encarnada en el protagonista, Tom Mullen (incorporado por un duro Mel Gibson, a modo de Braveheart urbano) y con la cual pone en peligro la vida de su hijo y la propia estabilidad matrimonial.

Falta, no obstante, un análisis social y estudio de mentalidades más serios, hay apuntes agudos sobre los secuestradores o el sindicalista en prisión. Pero la verdad es que la película sólo pretendía, y lo consigue con creces, mantener en vilo en todo momento al espectador poco exigente. Sin embargo, ante la eficaz realización de Howard, otros productos taquilleros como La Roca de Michael Bay, Al cruzar el límite de Michael Apted y Pánico en el túnel de Rob Cohen (todos de 1996), por ejemplo, quedan francamente por debajo.

Firma: Redacción


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario