Rock the Kasbah
Título original
Rock the Kasbah
Género
Año de producción
2015
Publico
Valoración
Lenguaje
Duración
100'
Fecha de estreno
04/03/2016
País

Rock the Kasbah

2 / 6
Humor 1/5
Acción 1/5
Violencia 1/5
Sexo 1/5

Esta es la alocada e inverosímil historia que un día el guionista Mitch Glazer se propuso escribir especialmente para Bill Murray, con quien ya habían coincidido en Los fantasmas atacan al jefe. La idea inicial de esta nueva película era utilizar el humor para retratar el absurdo de la guerra, basándose en un hecho real y contraponiendo tradición y modernidad.

Después, la realidad se encarga de diluir este respetable planteamiento y, a medida que avanza la película, cada secuencia conecta con otra más sorprendente. El film es una mezcla de historias y personajes tan indefinidos como su humor, al que solo se le pueden perdonar las tonterías del pobre Murray, que a su edad aun no pierde comba.

A parte de la esperpéntica aparición de Kate Hudson como errática americana afincada en Kabul, dedicada a turbios negocios, Bruce Willis hace otra aparición igual de absurda. La única que se salva es Leem Lubany, actriz palestina que protagonizó Omar, nominada al Oscar por mejor película de habla no inglesa en 2013. Ella da vida al desaprovechado personaje de Salima, en medio de este caos musical.

En cuanto al título de la película, menos atrayente aún que su argumento, se trata de una referencia a la canción homónima de la banda punk The Clash, aunque esta no suene en el film porque no consiguieron los derechos. (Y al parecer sí los de Shakira.)

A pesar de la travesía a la deriva que es Rock the Kasbah, esta acaba resaltando valores positivos alrededor de la televisión como elemento unificador de un país dividido; la figura de la mujer y su libertad, ausente en la cultura y la vida de estos países; la tolerancia; el amor por la familia; la música y el humor.

Firma: Begoña Arribas


Este análisis se publicó en . Añade el a tus favoritos.

Deja un comentario