Sicario

Análisis

Taylor Sheridan -actor conocido por series como Hijos de la anarquía (Sons of anarchy) y papeles episódicos en las franquicias C.S.I.– debuta como guionista con una historia que transita por su geografía de juventud: la frontera entre México y EE.UU. Acuciado por los cambios que ha experimentado esa zona desde su infancia, Taylor se inspiró en esa situación para escribir un libreto que reflejara la militarización de los cárteles, la intrusión gubernamental norteamericana más allá de su demarcación y el caos que azota a sus habitantes.

Denis Villeneuve -un agudo experto en dramas sobre límites morales (Incendies, Prisioneros)- es el encargado de dirigir esta función encabezada por una Emily Blunt que ejerce de alter ego de la mirada del espectador. El cineasta canadiense consigue una propuesta sólida y atractiva gracias, entre otros recursos, a dos acentuados trabajos sobre la imagen y el sonido.

Por un lado, lo hace en los planos aéreos en perspectiva cenital que singularizan el papel de la topografía como laberinto en el conflicto, incluidas esas sombras que dibujan los aviones y helicópteros en los altiplanos. Ahí, como en las escenas de interiores, Roger Deakins, director de fotografía (Valor de ley, No es país para viejos), imprime una atmósfera eficaz que suma a esa sensación de callejón sin salida. Y por otro lado, también sostiene la intriga en el tratamiento de la banda sonora, donde las percusiones graves se agregan a los ruidos intradiegéticos.

De este modo, Sicario se construye como un thriller de suspense bien dosificado en su primera parte –donde el espectador queda atrapado como Kate por la falta de datos ante un anzuelo jugoso-; muy intenso y de ritmo in crescendo en la segunda y más previsible en la tercera y última parte.

En el camino, Denis Villeneuve y Taylor Sheridan logran capturar con acierto una atmósfera de duda ante las intenciones de los personajes, así como la metodología detallada de las operaciones. Con ello, acercan al público los dilemas reales que se plantean desde la supuesta legalidad ante los desmanes de un lado y las desproporciones u omisiones del otro.

Interesante y bien empaquetada, Sicario también atrae por las enérgicas y taimadas interpretaciones de Benicio del Toro y Josh Brolin, sin olvidar a una Emily Blunt que se consolida como una actriz con recursos y fuerza para aguantar su peculiar protagonismo pasivo.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Denis Villeneuve

Guionistas: Taylor Sheridan

Intérpretes: Benicio del Toro, Daniel Kaluuya, Emily Blunt, Josh Brolin, Victor Garber

Género: -

País: -

Fecha estreno: 13/11/2015

Lenguaje:

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

En la zona fronteriza sin ley que se extiende entre Estados Unidos y México, Kate Macer (Emily Blunt), una idealista agente del FBI, es reclutada por Matt Graver (Josh Brolin), un oficial de las fuerzas de élite gubernamentales, para ayudar en la creciente guerra contra las drogas.

Liderado por Alejandro (Benicio del Toro), un enigmático consultor con un pasado oscuro, el equipo se embarca en un viaje clandestino que obligará a Kate a cuestionarse todo aquello en lo que cree si quiere sobrevivir.

Título original: Sicario

País: -

Duración: 121'

Fecha producción: 2015

Distribuidora: Entertainment One

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies