Sin amor

Análisis

Andrey Zvyaginstev dibuja un panorama gélido, pero que llega y hiere al espectador, sobre lo que supone vivir “sin amor” y los extremos y consecuencias que el ser humano puede alcanzar en ese camino.


Con Sin amor, Andrey Zvyaginstev se consolida como un retratista de la Rusia contemporánea. Después de Leviathan y Elena, este cineasta incide en un panorama desolador y desolado por la falta de amor.

Como en la citada Elena, Zvyaginstev es capaz de perfilar un modo de vida que conecta con los urbanitas vistos en tantos films norteamericanos: unos adultos engarzados en odiarse mientras se distraen reconstruyendo sus vidas a partir de los parámetros capitalistas. La madre, que se arrepiente (y así lo afirma) de haber tenido a Alyosha, está obsesionada con su aspecto físico, la vida en el móvil y recibir el afecto de su nuevo y bien acomodado novio. El padre, que tampoco quiere hacerse cargo de su hijo, ha iniciado una nueva relación con una joven a la que ha dejado embarazada.

Esta situación, junto la mostración de la anquilosada y burocrática policía, se lleva a cabo a partir de unos encuadres firmes, suavizados por numerosos trávellins hacia delante. La dirección también se apoya en la luz gris y fría que domina los exteriores y en una banda sonora ocasional que se presenta en notas graves y sostenidas.

Al igual que con los anteriores elementos, Zvyaginstev maneja también los tiempos a su antojo (como esa dilatada desaparición a los 45 minutos de metraje). De este modo, ha dejado margen suficiente para describir los mecanismos del egocentrismo y la codicia, que luego irá confirmando en las secuencias posteriores.

Sin amor es tan evidente en sus intenciones como en su relato. Sin embargo, lo especial del trabajo de este director y guionista es que despedaza los gestos, contextos y anhelos que configuran ese mundo sin afectos positivos y gratuitos. La película va levantando telones para saber cómo unos padres han llegado a ser lo que son. Con ello, el guion es sabio. No los justifica. Los deja libres y condenados por su propio individualismo. Ambos afirman buscar el amor en sus nuevas vidas. No obstante, lo que el espectador se encuentra es a dos adultos en busca de compañía, especialmente física, y de gratificaciones sin vuelta de cambio.

No es una propuesta amable. Zvyaginstev nunca promete nada semejante. Es tan cruel como verosímil. Ambas características se rematan con esa guerra en off entre Ucrania y Rusia y con ese retorno al bosque urbano, que evidencia y subraya aún más las ausencias.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Andrey Zvyaginstev

Guionistas: Andrey Zvyaginstev, Olga Negin

Intérpretes: Aleksey Rozin, Alexey Fateev, Andris Keishs, Marina Vasilyeva, Maryana Spivak, Matvey Novikov

Género: Drama

País: Rusia

Fecha estreno: 26/01/2018

Lenguaje: Coloquial

Público

+18 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Valores

Un matrimonio en plena crisis de separación y divorcio debe buscar a su hijo desaparecido.

Título original: Nelyubov

País: Rusia

Duración: 127'

Fecha producción: 2017

Distribuidora: Golem distribución

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies